Los trabajadores vitivinícolas piden un incremento en sus salarios

resize[1].jpg&newancho=43719/03/09
Fuente: El Ciudadano | Foto: El Ciudadano.

La Federación de Obreros y Empleados Vitivinícolas y Afines elevarán un pedido concreto que alcanza aproximadamente el 26% de aumento. Aunque con la cosecha en su etapa final, los gremios vitivinícolas y los empresarios del sector se reunirán hoy por primera vez en esta temporada, para acordar en paritarias, los nuevos salarios de los trabajadores de viñas y bodegas, además de fijar un precio referencial para el tacho de uvas comunes.

La Federación de Obreros y Empleados Vitivinícolas y Afines (Foeva), irá al encuentro con un pedido concreto que alcanza aproximadamente el 26% de incremento salarial para ambas categorías de trabajadores, y con un precio de $1,50 el tacho de uva para la temporada.

El convenio salarial anterior firmado por los empresarios y gremios fijó un sueldo para un trabajador de viña en $1.050 y el de bodega en $1.100. Pero donde nunca hubo acuerdo fue en el valor del tacho, que finalmente quedó en un valor “informal” de $1.

De todas maneras, los trabajadores esta temporada percibieron un pago con una leve mejoría respecto al año pasado, entre $1,50 y $1,70 dependiendo de la finca; la misma caja de 18 kilos por la que en el 2008 se pagó $1,40 y $1,50.

Por otra parte, el acuerdo salarial de la temporada anterior, venció el pasado 28 de febrero, pero el Ministerio de Trabajo de la Nación recién fijó las primeras audiencias a partir de este jueves.

Para fuentes de FOEVA, “el retraso de las paritarias se debió fundamentalmente a la tremenda burocracia que existe en el organismo de Buenos Aires, además del extravío de los expedientes y las notas de reclamo”. Según dirigentes sindicales, desde el gremio se realizaron dos reclamos puntuales para fijar fecha de paritarias. Uno de ellos el 28 de diciembre de 2008 y el otro, el 25 de febrero de este año. Si bien trascendió solo el pedido formal que harán los gremios vitivinícolas -$350 de aumento salarial y $1,50 por tacho-, los bodegueros no adelantaron ninguna postura. Solo explicaron que escucharán los pedidos e intentarán arribar a un acuerdo lo más rápido posible.

De todas maneras, las negociaciones entre ambas partes prometen ser “muy duras”. Este es un año complejo y el futuro remunerativo de los trabajadores del sector es clave para los gremios y de análisis fino para los empresarios, ya que la mano de obra en la vitivinicultura representa uno poco más del 40% en el valor del producto final.

COMMENTS