Los vinos se parecen a sus enólogos

26/03/12
Fuente: Vinos en Córdoba Blog | Sommelier Roberto Andrés Colmenarejo.

Así como se dice por ahí que los hijos se parecen a sus padres -incluso algunos afirman que las mascotas se parecen a sus dueños-, yo tengo la teoría que los buenos vinos se parecen a los enólogos que los elaboran.

Esta idea daba vueltas en mi cabeza hacía tiempo, pero se convirtió en firme convicción en mi último viaje a Mendoza hace unas cuantas semanas atrás.

Allí estuve visitando a tres enólogos amigos: Ricardo Giadorou (DOLIUM), Juan Pablo Michelini (ZORZAL WINES) y Nicolás Jascalevich (NOBLE DE SAN JAVIER). De las tres bodegas ya había probado la mayoría de sus vinos anteriormente, así que aproveché esta oportunidad para degustar las nuevas cosechas y algunas novedades.

Además -y seguramente lo más valioso-, pude compartir algunas horas de charlas y aprendizajes con estos grandes winemakers y apasionados del vino. De esta excelente experiencia, sale esta nota presentando mi argumentación.

RICARDO GIADOROU (DOLIUM)

Ricardo Giadorou nació en Ravenna (Italia), pero creció y se formó en la Argentina. Su vocación fue la ingeniería, profesión que abrazó durante varios años trabajando en Argentina y el extranjero. Las circunstancias de la vida lo dejaron al frente de la bodega familiar DOLIUM (que construyera su padre en Agrelo en 1998).

Si bien no es enólogo (más bien le gusta definirse graciosamente como “main dreamer & check signer”), él supervisa personalmente la elaboración de todos sus vinos, que no tengo dudas que se le parecen mucho.

Ricardo es un tipo elegante, educado, con gran personalidad y fuerte carácter. Me da la impresión que es apreciado en el medio por su honestidad y su valor para decir las cosas sin pelos en la lengua (aunque esto también le suele traer algunos problemas, además de sumarle varios detractores). Cuando se lo conoce por primera vez suele parecer algo parco y lejano, pero al tratarlo un poco es una persona encantadora, cariñosa y sincera.

Nunca voy a olvidar el día en que nos conocimos -presentados por una amiga común-; sentí que me estaba “tomando examen”. Abrió unos de sus vinos de gama media, me lo sirvió y se quedó esperando a ver que decía sobre el mismo. Aparentemente dije cosas interesantes, pues esa noche terminamos bebiendo ocho botellas de sus mejores productos (incluso su Gran Reserva, y un increíble malbec de Cahors que había traído de su último viaje a Francia). A partir de ese día hemos compartido muchos momentos juntos y ha demostrado siempre una predisposición y camaradería destacables. Como si fuera poco, generosamente me permite probar todas sus nuevas añadas, compartiendo conmigo sus mejores botellas. ¡Me siento muy honrado de tener su noble amistad!

Con%2BRicardo%2BGiadorou%2By%2BMart%25C3%25ADn[1]

Con Ricardo Giadorou y el sommelier Martín González de Rosario

Los vinos de DOLIUM son sobrios y refinados. Son productos que representan muy bien el cepaje y el terruño que les da origen; con un

uso sabio -y medido- de la madera. En la copa suelen ser morosos en expresarse, pero luego se abren y son vinos distinguidos, aromáticos y complejos. Son vinos para disfrutar en ocasiones especiales, con tiempo suficiente para permitirles que expresen toda su belleza y temperamento.

Recomiendo fervientemente probar su Cabernet Sauvignon 2007 ó su Tempranillo 2010 (de la línea clásica), así como el Reserva Malbec 2008 y -si el presupuesto lo permite- el Gran Reserva Malbec 2006. ¡Sé que son vinos bastante difíciles de conseguir, pero lo placentero de la experiencia justifica con creces la búsqueda!

JUAN PABLO MICHELINI (ZORZAL WINES)

Juan Pablo Michelini es mendocino de pura cepa. Nació y creció en Guaymallén, siendo su mayor sueño el poder dedicarse a la música. Ante la negativa familiar de continuar su formación artística, decidió seguir los pasos de su hermano mayor Matías, abocándose a estudiar enología. Esta carrera lo entusiasmó inmediatamente. Hizo varios viajes de capacitación al extranjero y continuó aprendiendo al lado de su querido hermano.

Trabajo para varias empresas, hasta que el sueño de la bodega propia se hizo realidad en el año 2008. Gracias a las gestiones de su otro hermano (Gerardo), lograron convencer a capitales canadienses para fundar la bodega ZORZAL WINES en el Valle de Uco.

Juan Pablo es joven y desestructurado. Tiene una rebeldía juvenil -en el buen sentido- que canaliza a través de su constante deseo de investigación y experimentación. Se nota que vive con pasión su trabajo, pues le dedica muchas horas diarias. Además es un tipo abierto, amable, con gran sentido del humor y sumamente predispuesto.

El año pasado, sin conocerme más que por breves contactos en las redes sociales, me invitó a descubrir su pequeña bodega de Gualtallary. La verdad fue una visita excelente. Me dedicó casi un día entero. Mientras probábamos vinos de las barricas, me contó de sus anhelos y proyectos. Luego descorchó una decena de sus vinos terminados, para que yo me llevara una semblanza de su novel producción. Como si fuera poco, me invitó a comer a un country vecino. Cuando a media tarde emprendí el regreso a Mendoza, me obsequió una caja con todas las botellas que no habíamos tenido tiempo de degustar. Me quede gratamente sorprendido por su generosidad. Seguimos en contacto con frecuencia a partir de se momento. ¡Siempre que voy a Mendoza trato de pasar a verlo por su pequeño paraíso!

Con%2BJuampi%2BMichelini[1]

Con Juan Pablo Michelini en plena vendimia

Los vinos de ZORZAL WINES son juveniles y modernos, de perfil internacional. Muestran no solo la tipicidad de la uva elegida, sino también su adaptación al terruño de altura donde nacen. Todos los vinos de la bodega son frescos y ágiles en boca, con unos trazos herbáceos y terrosos muy particulares y atractivos.

Recomiendo probar su Sauvignon Blanc 2011, su Pinot Noir 2011 y su Cabernet Sauvignon 2010 (en la línea clásica), así como también el Field Blend 2009 (en la gama media). Si le gustan estos vinos y puede gastar unos pesos extras, disfrute de su Climax Malbec 2008. ¡Estos productos acaban de ingresar al mercado cordobés, así que ya pueden buscarlos!

NICOLÁS JASCALEVICH (NOBLE DE SAN JAVIER)

Nicolás Jascalevich nació y creció en Buenos Aires. Cursó sus estudios superiores deTecnología de los Alimentos en la UBA. Su pasión por el vino estuvo siempre latente;viajó a Europa y trabajo tres años en bodegas de Francia e Italia, donde afianzó su deseo de ser vitivinicultor.

Volvió a la Argentina y se instaló con su esposa en Traslasierra. Se animó a plantar un pequeño viñedo -en un terreno propiedad de sus padres, al lado de la bellísima hostería familiar- Esperó pacientemente el desarrollo de sus plantas -a las que maneja desde el origen de manera orgánica y biodinámica-; desde el año 2008 produce reducidas partidas de vino, en la rústica bodega que construyó con sus propias manos.

Nicolás es un joven apasionado de la naturaleza y que ama vivir en contacto con ella. Es una persona humilde, trabajadora y muy proactiva. Muestra un carácter algo reservado e introvertido; pero al conocerlo se descubre a un hombre cariñoso, confiable y generoso. Cree fervientemente en el respeto por la tierra y lo que ella produce, elaborando sus productos con el mínimo de intervención tecnológica posible.

Mi contacto con él también fue a través de las redes sociales. A poco de conocernos me obsequió algunas botellas de vino, más luego no dudó en abrirme las puertas de su casa e invitarme a pasar un fin de semana en la bodega. Descubrí allí un lugar bellísimo y lleno de paz, donde Nicolás puede vivir y trabajar rodeado de su familia (que está a punto de agrandarse), en contacto con el entorno natural. A partir de ese momento fui afortunado de poder visitar el lugar varias veces, además de probar casi todo lo que ha vinificado hasta este momento.

DSCN3052[1]

Con Nicolás Jascalevich en la pequeña bodega familiar

Los vinos de NOBLE DE SAN JAVIER son honestos, simples y genuinos. Muestran lanaturaleza sin artificios, sólo lo que puede dar el terruño. Son productos que están comenzando su andadura (apenas cuatro cosechas), pero que darán que hablar en pocos años. Recuperan una vieja tradición productora de la región, abandonada hace dos décadas. ¡Estoy feliz de poder ser espectador privilegiado de este proyecto!

Hasta ahora sólo tiene tres vinos en el mercado (un Rosado de Malbec 2011, un blend de Cabernet-Malbec 2011 y un Malbec Reserva 2010), todos muy interesantes.

CONCLUSIÓN:

Quienes me conocen un poco -o mucho- saben que esto no es una publinota ni un “chivo”, pues no es mi estilo de trabajo. Realmente aprecio a estas personas y respeto mucho sus vinos.

Espero que este texto no les parezca un delirio. Lo escribí estando perfectamente sobrio. Simplemente dejé que mis dedos tipearan lo que mi corazón sentía. No creo estar “descubriendo América”, pero si colaborando para que todos entendamos que aquellos hombres/mujeres que trabajan en la vid y la bodega son también parte del “terroir”.

Ante un panorama general -mundial- de vinos muy despersonalizados y globales, vaya mi reconocimiento para quienes trabajan en pos de vinos más naturales y auténticos.

Gracias a ellos (a los que nombré en esta nota y a tantos otros), por dejarme ser parte de este hermoso e inabarcable mundo del vino. ¡Salud!

Artículos relacionados

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

MAPA

Oficina

ArgentineWines.Com
Mariano Acha 2771 1430 CABA Argentina
Horario Lunes a Viernes: 10:00–17:00 hs (Hora argentina -3 GMT)

+54 911 54602722

VinoSub30

Enjoy Malbec

enjoymalbec

WineHackaton