Malbec, Argentina y nuevos horizontes

20/09/12
Fuente: Rincón de Cata.

Cartel[1]Argentina es Malbec y lo seguirá siendo por largo tiempo. Esta cepa de origen francés, adoptada como propia en el sur del continente americano, es la punta de lanza del vino argentino en el mundo y base de su estrategia de comunicación, de producto y de país. Lo cierto es que aunque se cultiven con éxito más de una veintena de variedades internacionales y se haya iniciado un proceso dinámico de diversificación y búsqueda, el Malbec es omnipresente en el país y en las exportaciones argentinas, sujetas hoy al vaivén de una errática política cambiaria del gobierno, que desafortunadamente ha llevado a algunos analistas a considerar que el país no es un proveedor confiable debido a su inestabilidad macroeconómica.

Pero la realidad vitivinícola es otra y contra vientos y marea -a lo cual Argentina está acostumbrada desde hace más de medio siglo de alternancia de regímenes militares y gobiernos democráticos- la industria avanza gradualmente en los mercados internacionales, desarrollando oportunidades en Asia, Estados Unidos, latinoamérica y Europa, donde Gran Bretaña es un mercado fundamental.

“El Malbec no es una moda, es un producto y una caracterización del vino argentino, es su identidad”, me aseguró el director ejecutivo de Vinos de Argentina, Mario Giordano, durante la cata anual en Londres en la que 81 bodegas presentaron sus últimos productos y ofertas.

La muestra de Londres demostró esa vitalidad y me permitió comprobar que el proceso de crecimiento no se detiene, impulsado por dinámicos empresarios argentinos y ciertamente por una alta inversión extranjera en las bodegas, sobre todo de capitales franceses, chilenos, españoles, estadounidenses, portugueses, holandeses e incluso brasileños. El mercado mundial y los inversionistas han creído en Argentina y siguen haciéndolo.

Desde el grupo líder mundial de la industria de lujo LVMH (Moët Hennessy-Louis Vuitton), el famoso enólogo francés Michel Rolland (productor y consultor para varias bodegas), el grupo vinícola chileno Concha y Toro (líder en latinoamérica), el multimillonario estadounidense Donald Hess (propietario de Hacienda Colomé), el grupo financiero delBarón Edmond de Rothschild, hasta el conglomerado aeronáutico francés Dassault, la familia Bonnie, la compañía vinícola portuguesa Sogrape, el grupo bodeguero españolO.Fournier, y el austríaco de la cristalería fina Swarovsky, son algunos de los grandes inversionistas que respaldan el potencial del vino argentino.

Los single vineyard de Trapiche son probablemente el mejor Malbec argentino

Y sin lugar a dudas, el Malbec es dominante y el estandarte internacional de Argentina, gracias a su riqueza aromática, su vigor, sus notas especiadas, taninos amables y sus diferentes expresiones, dependiendo del terreno, la altura y de la región en que esté plantado.

Hay que aclarar que Argentina no es sólo Malbec y tampoco es únicamente Mendoza. Oficialmente hay identificadas tres grandes regiones vinícolas: Salta (Cafayate y Catamarca) al norte, Cuyo (que incluye Mendoza, San Juan y La Rioja) en el centro, y la Patagonia al sur. Pero mientras los viñedos en Cafayate están a 2.00o metros sobre el nivel del mar, en Rio Negro están a 220. Entonces, hay Malbec para cada gusto y ello es una gran riqueza.

En ese sentido las bodegas históricas y prestigiosas del Malbec, como Trapiche, Catena Zapata, Achaval Ferrer, Mendel, Pulenta, Luigi Bosca, Finca Sophenia, Lagarde, Nieto Senetiner, Michel Torino y Graffigna, forman un núcleo argentino de reconocida calidad.

Emma Zuccardi, el mejor Bonarda del mundo, entre los blends Z y Magna

Pero además, en Argentina hay otras variedades tintas potencialmente muy interesantes como la Bonarda, que de sus humildes origenes en el Piamonte italiano es hoy la segunda más plantada y ofrece vinos florales, con mucha fruta y carácter, vibrantes y acordes para un paladar general y sin complicaciones. Las bodegas Zuccardi y Nieto Senetiner en Mendoza, son claros exponentes de la nobleza de esta cepa.

El Pinot Noir de la Patagonia argentina es otro ejemplo clásico de la diversidad, tanto de “terroir” como de bodegas, distribuídas desde San Patricio del Chañar (Neuquén) hasta Rionegro y más al sur. Vinos  minerales y exóticos al norte y densos, complejos y de carácter (a partir de cepas antiguas) en el sur. Entre las más representativas, encontramos de norte a sur la Bodega del Fin del Mundo, NQN, Familia Schroeder, Valle Pérdido, Del Río Elorza, Fabre Montmayou, Humberto Canale, Chacra y Noemía.

Corte argentino con toque belga

Y los Cabernet Sauvignon de cepas viejas en Cafayate, junto a los de Mendoza en La Consulta, Agrelo y Tupungato, son de una calidad única y están al nivel de los mejores del mundo. También hay buenas extensiones de Syrah, Merlot y Tannat.

Los blancos no se quedan atrás, gracias a la cada vez mejor explotada cepa Torrontés (de lejano origen español y ampliamente extendida), que permite vinos muy aromáticos, expresivos, de muy buena acidez, gran frescura, con notas cítricas y minerales. Se dice que en Argentina hay 3 Torrontés; el salteño (profundamente mineral), el sanjuanino-mendocino (floral y aromático) y el riojano (noble y frutal). Y como no solo de Torrontés vive el hombre, igualmente hay plantado Chardonnay (en Mendoza principalmente), y en menor médida Sauvignon Blanc y Chenin.

La gran tarea de Argentina está hoy en diversificar su oferta exportadora, en la cual los vinos de ensamblaje –blends– son cada vez más importantes y tienen bases diferentes, Malbec la mayoría, pero igualmente de Syrah, Cabernet Sauvignon y Tannat.

El camino y el enfoque están definidos, y gracias a ello el mercado mundial aprecia cada vez más los vinos de Argentina y comprende su riqueza, expresada en caractéres distintos que emanan de una franja de 1.500 kilómetros de zona vinícola, desde áreas de pre-cordillera, hasta el sur patagónico o el mar atlántico en cercanías de Viedma.

Selección personal: Nunca es fácil reducir una cata anual y seleccionar una muestra representativa. Debo aclarar que concentré mi trabajo de degustación en los vinos de Patagonia, Salta y Mendoza -en ese órden- y buscando expresiones distintas, innovación, riqueza aromática, elegancia y precisión. Mi idea de un vino es que invite a seguir consumiéndolo hasta el final de la botella, en una buena cena o con entremeses. La fruta, el dulzor y la concentración, no son los únicos parámetros. 

Además de los vinos reseñados en las fotos y el blog, he aqui mi caja de preferencias en la cata anual de vinos de Argentina:

– Tilimuqui Single Vineyard Organic Torrontés 2012, Cooperativa La Riojana (La Rioja, Chilecito): soprendente complejidad, notas cítricas y fruta blanca, perfecta acidez y gran persistencia. Gran vino para el comercio justo (Fairtrade).

– Domingo Molina Torrontés 2010, Bodega Domingo Hermanos (Salta, Cafayate): bella expresión mineral del torrontés, complejo, refrescante, notas cítricas muy elegantes y largo final en boca.

– San Pedro de Yacochuya 2008 (Salta, Cafayate, Valles Calchaquíes): Expresivo y complejo vino de Michel Rolland (85% Malbec y 15% Cabernet Sauvignon). Perfecto equilibrio para 15.4º de alcohol que no se ienten. Fruta fresca, complejo, con taninos sedosos y notas torrefactas y de chocolates. Una hora de decantación revelarán su magnificencia.

– AMAUTA II, 2011, Bodega El porvenir de Cafayate (Salta, Cafayate): delicioso y expresivo corte bordelés de Cabernet Sauvignon (60%) y Merlot (40%). Vino elegante y amable con taninos suaves, fruta y mineral, creado por el enólogo estadounidense Paul Hobbs, consultor de la bodega.

– Don David Finca La Urquiza No.8, Cabernet Sauvignon reserva 2010, Bodega Michel Torino (Salta, Cafayate): inmensa expresión de Cabernet Sauvignon plantado en 1960, gran perfume de violetas, fruta negra, mineral, pimientas y tostados.

– ALTIMUS 2009, bodega Michel Torino (Salta): delicioso corte de Malbec (68%), Cabrenet Sauvignon (25%) y Tannat (7%), a partir de viñas de más de 50 años de parcelas selectas. Fruta negra, ciruelas y notas de café con un final muy largo y fresco.

– Familia Schroeder 2005 (Patagonia, Neuquén): exótico y expresivo corte de Pinot Noir (54%) y Malbec (46%), con 18 meses en roble francés. Excelente armonía y persistencia de este vino ícono de la bodega.

– VERUM Cabernet Franc Reserva 2010, Bodega Del Río Elorza (Patagonia, Río Negro): primera añada con un resultado expresivo y complejo, gran concentración de fruta negra y especies, largo y equilibrado.

– Flechas de Los Andes Gran Corte, 2009 (Mendoza, Valle de Uco): ensamblaje de Malbec (60%), Syrah (20%) y Cabernet Franc (20%), complejo y gran equilibrio de fruta y roble, con notas de cassis, moka y torrefactos.

– ZUCCCARDI Z , 2009 (Mendoza): excelente corte de Malbec (66%), Cabernet Sauvignon (20%) y Tempranillo (14%), un fuera de serie en elegancia, complejidad y persistencia de fruta cocida, especies y taninos sedosos.

– Catena Alta Cabernet Sauvignon 2009 (Mendoza): floral, intenso, elegante, fruta y equilibrio. Alta expresión del cabernet mendocino.

– Achaval Ferrer Finca Bellavista 2008 (Mendoza, Perdriel): extraordinaria expresión de viñas centenarias (104 años) de Malbec a pie franco, en terreno calizo y con rendimientos mínimos de 12 hectolitros/hectárea. Vino complejo, elegante y exhuberante de fruta negra.

– Mendel LUNTA 2010 (Mendoza, Luján de Cuyo): un Malbec fresco y vibrante de la mano del gran enólogo Roberto De La Motta. Fruta y complejo, largo y equilibrado. Vino elegante para toda ocasión.

– AFINCADO, Single Vineyard Malbec 2007, bodega Terrazas de Los Andes (Mendoza, Vistalba, Las Compuertas): complejo y equilibrado, cremoso y compotado, frutos negros, notas minerales, gran expresión y complejidad de un Malbec con toque francés.

– Cheval des Andes 2007 (Mendoza, Vistalba): corte de 60% Malbec, 35% Cabernet Sauvignon, 4% Merlot y 1% Petit Verdot. Gran expresión de la vinificación de alto nivel de su hermano francés Cheval Blanc. Inmenso, complejo, pleno de fruta negra y cassis, cremoso y elegante, que necesita tiempo para redondear y suavizar sus taninos. Vino de guarda para una ocasión especial.

Artículos relacionados

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

MAPA

Contacto

ArgentineWines.Com
Concurso VinoSub30
VinoSub30 Hackaton
Acha Club
daniel@argentinewines.com
cel. 011.5460.2722

Concurso

Enjoy Malbec

enjoymalbec

Wine Hackaton