Maridaje

25/11/11
Fuente: Memorias del Vino Blog | Nicolás Visnevetsky.

maridaje-by-guadavela[1]El maridaje es la perfecta fusión de la comida y el vino.

Es un microsegundo de calibración donde los sentidos se encuentran desde un plato y una copa.

Es una coincidencia feliz que todos los días realizamos y que muy pocas veces nos damos cuenta.

Estamos esclavizados en nuestra alimentación cotidiana a distintas combinaciones y en un momento perdemos la chispa que puede despertarnos en el momento de ese choque de texturas, sabores, temperaturas y por sobre todo, estados químicos.

Somos un conjunto de complejas moléculas que nos definen y en el maridaje todo eso choca, como choca un tornado contra un mar, o el canto de jilguero contra una mañana de domingo.

Somos mezclas, mixturas, revueltos. Culturales, políticos, folklóricos, humanos.

Somos hijos del mundo y nietos de viajeros incansables.

Pertenecemos al chocolate y al puchero, al queso de cabra y a la pasta, estamos hechos de uvas francesas y chivos patagónicos.

Somos un tango, un blues y una chacarera.

Somos un grito desesperado en el último minuto de un partido revancha.

Nos gusta el chocolate con malbec y la pizza con mate.

Atahualpa, Tita Merello y Eminem

Nos gustan las autopistas y las calles de tierra recién regadas.

Los besos de sorpresa y las bocas que besan esos besos.

El maridaje es la comunión de dos mundos absolutamente lejanos y no por eso combinables.

Una lonja de jamón con una cañita en Madrid

Un pannini con una birra en roma

Un choripán con un vaso de vino en mataderos

Una torta frita con un mate en la costa del rio Limay viendo caer al atardecer.

Eso es maridaje.

La realidad chota y cruel, y la insistencia ciega de levantarse pese a todo es maridaje.

El maridaje es un truco en el cual podemos sentirnos magos por un rato.

En las memorias de hoy, maridajes por cocineros, cosas posibles, con una copa y un plato.

COMMENTS