Marina Beltrame y el mundo del vino

28/07/10
Fuente: vinosdetodoelmundo.blogspot.com

MarinaPara Marina Beltrame entrar al mundo del vino no fue fácil. Ella fue la primera mujer que se integró como sommelier al que hasta entonces era un círculo exclusivamente masculino. Pero además fue la primera en realizar estudios serios sobre el vino y ponerlos a disposición del gran público, rompiendo con los prejuicios que lo destinaban a un grupo reducido. Actualmente es una de las mujeres más famosas en Latinoamérica, desde el programa Notas de Cata, del canal El Gourmet, llegó a los hogares de todo el continente para desarrollar lo que ella considera la labor más importante de un especialista en vinos: comunicar sus virtudes a todos los públicos sin distinción.

«Argentina siempre ha sido un país ligado a la cultura del vino, pero a partir de la década de 90 toda la industria cambió. Viró hacia la producción de vino de calidad, con altos estándares en la producción y elaboración, y eso hizo que aumentara la demanda de profesionales para vender y comunicar el vino», comenta Marina en entrevista.

Desde hace 10 años Marina Beltrame dirige la Escuela Argentina de Sommeliers (EAS), adonde llegan estudiantes de todos los países de Latinoamérica, incluyendo mexicanos, y ha abierto cinco sucursales en otros países del continente, en varios de los cuales no existe tradición vinícola como Colombia y Costa Rica. Además asesora escuelas especializadas y dicta cursos, en un contexto de creciente interés internacional sobre los vinos.

«La carrera es exactamente igual en todos los países, pero en aquellos donde no hay producción propia tenemos la ventaja de que es posible probar vinos de distintas procedencias», explica.

Sin embargo, la mayor parte de su alumnado se encuentra en Buenos Aires, donde se imparte la carrera de dos años y de la cual han titulado 400 alumnos en 10 años.

«Hemos tenido alumnos de México que hoy son graduados que regresaron a su país y felizmente también hay actualmente varios mexicanos cursando en la escuela», comenta.

Su historia comenzó en la carrera de administración hotelera, como especialista en vinos y alimentos. En Buenos Aires conoció a uno de los más respetados expertos en vinos a nivel mundial, el francés Georges Sabaté, quien la invitó a estudiar en Francia. A su regreso abrió la Escuela Argentina de Sommeliers, la primera institución educativa que empezó a dictar la carrera de manera formal.

Marina explica que la carrera se centra en diferentes tipos de bebidas, aunque la parte más conocida del sommelier es el conocimiento profundo de los vinos.

«Hoy el público está abierto a nuevos conocimientos y cada vez quiere saber mas de vinos, aunque por otra parte también ha desmitificado la noción de que el vino es para pocos y se anima a probar, investigar y aprender, todo esto es muy positivo. Valora muchísimo un vino y quiere consumirlo de la mejor manera, en la copa y la temperatura adecuada por ejemplo, ¡es un avance muy grande!», explica.

Su trabajo en el canal El Gourmet, transmitido por la señal de cable a toda Latinoamérica, significó no sólo su consagración personal sino la posibilidad de extender a nivel masivo los conocimientos básicos sobre el consumo de vinos.

«A través del programa pude llegar, no sólo al público argentino sino a otros países latinos y de esa manera trasmitir la pasión por el vino y la sommellerie, siempre con un gran respeto», dice.

COMMENTS