Mendoza: Ecoturismo – Cata de novedades

29/01/12
Fuente: La Nación | Daniela Dini.

ecoturismoPara empezar a saborear la vendimia, una selección de programas poco conocidos, tendencias y otros hallazgos por los siempre atractivos caminos del vino

ES TIEMPO DE BIODINAMIA

Parece un concepto moderno, pero en verdad se trata de volver a los orígenes y al equilibrio con la madre tierra. La biodinamia es un método de agricultura ecológica, que no sólo evita la utilización químicos, sino que además, se rige por las posiciones de los planetas y los ciclos de la luna, basado en la creencia de que los astros tienen influencia sobre la vid, al igual que las mareas.

Es una práctica compleja, que defiende lo natural: se emplea, como abono, desechos vegetales y animales, por eso estos últimos pueden habitar los viñedos. Vacas, patos y llamas, pueden encontrarse en la bodega Trapiche en Maipú, donde se gestan los vinos de alta gama, bajo el criterio de la biodinamia. La bodega está emplazada en un predio de diez hectáreas, rodeada de olivares y viñedos que responden a estas prácticas naturales. Plantación, poda, vendimia y todos los trabajos del viñedo, se rigen teniendo en cuenta las distintas fases de la luna y los movimientos estelares.

Trapiche ofrece adentrarse en este maravilloso mundo y conocer el proceso de elaboración de las líneas Fond de Cave, Colección Roble, Ciento Veinte Años, Medalla, Gran Medalla, Iscay y Trapiche Malbec Single Vineyard, vinos que reciben un cuidado especial desde los viñedos.

Durante febrero y marzo, época de vendimia, la visita y degustación cuesta $35 por persona y dura una hora. Consultas y reservas (con 48hs de anticipación): (0261) 5207666, (0261) 156 969145 o visitas@trapiche.com.ar

VINOS DE GARAJE

Se trata, literalmente, de vinos que se hacen en un garaje -o al menos, en un espacio de las mismas reducidas dimensiones-. El distintivo fundamental, es que de algún modo, el enólogo en cuestión se las ingenia para elaborar vinos de alta gama, en un lugar pequeño y sin las maquinarias de las grandes bodegas. «Básicamente, se persigue un detallado seguimiento (donde todo se realiza en forma manual), en un pequeño volumen de producción», explica Laureano Gómez, enólogo que ha recorrido un largo camino en el mundo del vino y se decidió por crear la etiqueta propia, que lleva su nombre.

La diferencia con el concepto popularizado de bodega boutique, dice Gómez, es la cantidad de botellas producidas anualmente: no más de 20 o 30.000 para un vin de garage. «La ausencia de maquinarias de gran envergadura, la atención , tecnología y profesionalismo, marcan la diferencia, y la gente viene a descubrir cómo se logra este nivel de producto en un garaje». Así, se ofrece conocer la pequeña bodega en Valle de Uco, recorriendo cada paso en forma cronológica, de la voz de este experto. Se degustan los vinos allí elaborados e inclusive se puede probar de los tanques y barricas. Para coordinar una visita: www.bodegagarage.com

En Vistalba, Luján de Cuyo, está uno de los viñedos más antiguos de Mendoza, que data de 1924. Constituído como un vin de garage super premium, Viña 1924 De Angeles es la bodega de la familia Barbier. Allí recibe su propietario, Guillermo, el enólogo Juan Manuel González y el encargado del viñedo desde hace más de cuarenta años, Alberto Comarín.

Los tres especialistas, guían la visita en forma personalizada, que incluye caminata por la casi centenaria viña, explicación de las labores que allí se realizan -y hasta la posibilidad de ser parte de ellas-, y degustación de todos los vinos de barrica y/o tanque. Todo por un costo de U$S100, sobre la base de visita de 2 personas (U$S30 cada adicional).

«La particularidad es que nuestra bodega nació para elaborar exclusivamente vinos de una parcela de 3,5 hectáreas de un viñedo Malbec de Vistalba plantado en 1924», explica Barbier. «De esta forma, nuestros clientes encuentran en nuestros vinos la expresión del mismo viñedo, año a año». También se organizan almuerzos a los pies del viñedo. Consultas y reservas: info@malbecdeangeles.com

PICNIC GOURMET, ENTRE COPAS

Suena tentador: recrear un hábito tradicional como el picnic, en contacto con la naturaleza. Y si a eso se le suma estar en el contexto de una bodega, saboreando una canasta gourmet y degustando vinos de alta gama, la combinación es perfecta. Alta Vista Le Parc es la propuesta que recientemente lanzó Bodega Alta Vista, maridando buenos vinos con el entorno natural mendocino.

La propuesta gastronómica consiste en una canasta que se elaborada por el chef Mariano Gallego y su esposa Florencia, quienes trabajaron en el Restaurant Sant Pau de Carmen Ruscalleda en Barcelona y administraron el mismo establecimiento en Tokio. Actualmente manejan su propio restaurant Brindillas en Chacras de Coria, y su propuesta de picnic incluye nueve pequeños platos ligados a la gastronomía mendocina y argentina, con opciones para vegetarianos y celíacos. Hay entrada, ensalada y frescos sándwiches como plato principal, y postre.

El menú es acompañado también por Café Nespresso, Chocolates Salgado Grands Crus y, por supuesto, por los vinos de la bodega; 2 copas de Alta Vista Premium o Alta Vista Rosé por persona. El valor de la canasta para dos personas es de $ 300. La propuesta estará vigente hasta abril, de 11 a 17hs. Más información: tourism@altavistawines.com

WINEMAKER POR UN DÍA

El sueño de todo amante del vino bien podría ser la etiqueta propia. Y si se suma que para lograrla, en el proceso intervienen especialistas destacados y el resultado es un vino de alta gama con el sello de su creador, el sueño está cumplido con creces. Una propuesta interesante es la de la consultora Eno Rolland -del mundialmente famoso enólogo, Michel Rolland-, que ofrece la experiencia de «Winemaker por un día». Con la asesoría de Gabriela Celeste -especialista y socia de Rolland en Argentina- y su equipo, cada participante desarrolla su propio blend. Se puede degustar allí o bien, extender la actividad a lo largo del año, hasta lograr el vino propio, fraccionado y etiquetado, listo para la cava familiar. La propuesta se articula con la exclusiva bodega Antucurá, donde se podrá visitar el viñedo, armar los cortes personales y diseñar el vino «de autor». El plus es hospedarse en la bellísima Casa Antucurá, vecina a la bodega, que ofrecerá un descuento del 25% en las tarifas para quienes participen del programa, y un menú especial de degustación para los vinos. Emplazada en el Valle de Uco, la casa posee sólo ocho habitaciones con vista a los viñedos y a la majestuosa cordillera de los Andes. Tarifas por noche desde U$S 325. Para consultas sobre el programa de winemaker: 0261 4983037/ eno.rolland@sinectis.com.ar. Casa Antucura: info@antucura.com

En San Rafael, la bodega Algodon Wine Estates ofrece elaborar vinos propios a través del programa de Barricas Personalizadas. Como dueño de la barrica, el cliente podrá elegir el varietal y adquirir la barrica de roble francés a utilizar. Luego se determinará junto al enólogo, el tiempo de crianza. La barrica llevará el nombre de su dueño en una placa de bronce, y rinde alrededor de 290 botellas de vino. El vino obtenido se etiquetará con diseño personalizado, y se enviará fraccionado en cajas a su dueño. Para más información: (0260) 429020/ info@algodonwines.com

DEGUSTACIÓN DE ALTO NIVEL

Podría resultar casi onírico: la Cordillera, los viñedos, un globo aerostático… y descorchar un espumante mientras se contempla la escena. Afortunadamente no lo es: Casa del Visitante, de Familia Zuccardi, ofrece el programa Vení a volar, que propone catar los vinos de la casa a sesenta metros de altura, mientras se contemplan las 175 hectáreas de viñedos que Zuccardi posee en Maipú. Los vuelos se realizan en globo, a primera hora de la mañana o al atardecer, dado que se dan las mejores condiciones meteorológicas para la experiencia. La actividad incluye un desayuno o merienda previa en el Restaurante de Casa del Visitante y la degustación del espumante Santa Julia Extra Brut a bordo del globo. El costo es de $2900 por persona. Este y otros programas se realizan únicamente bajo reserva al 0261-441-0000, o por reservas@familiazuccardi.com

www.casadelvisitante.com.ar

ANTIOXIDANTE, HIDRATANTE Y REGENERATIVO

Uva que no es para hacer vino y aceite de oliva que no es aderezo para una buena ensalada. En Kaua Club & Spa, del Hyatt Mendoza, estos productos tan propios de la región, se reformulan y aplican para mimar el cuerpo.

Se puede hacer un tratamiento de olivoterapia, con aceites esenciales y cremas humectantes, o bien optar por el Brillo de Vino, que regenera e hidrata la piel a través de una máscara a base de crema de uvas y una posterior exfoliación.

La máscara corporal de uva tiene propiedades antioxidantes y regenerativas, e incluye una máscara de fango termal y uvas, y un masaje final. Cualquiera de las tres terapias cuesta $335 y dura 50 minutos. Informes y reservas: (0261) 441 1241

www. mendoza.park.hyatt.com

YOGA Y ENERGÍA DE CARA A LOS ANDES

Meditar, relajarse a través de las milenarias posturas de yoga, absorber toda la energía de los Andes y culminar la experiencia con una buena copa es un plan que ofrece lo antes impensado: misticismo entre viñedos.

Clos de los Siete es artífice de esta propuesta. Se trata de un proyecto de viticultores franceses situado al pie de la cordillera de los Andes, en el corazón de Valle de Uco. El predio comprende 850 hectáreas en Vista Flores, Tunuyán, a 120 km al sur de la ciudad de Mendoza. Incluye cinco bodegas de alta gama, cada una con personalidad propia en los vinos que elaboran y también en la arquitectura y estilo. Entre las novedosas opciones de enoturismo, las bodegas DiamAndes, Monteviejo, Rolland y Cuvellier Los Andes proponen practicar yoga por la mañana, al lado de los viñedos, y luego disfrutar de un almuerzo vegetariano -acompañado por sus vinos, claro-, por US$ 120. Entre otras propuestas alternativas, las dos primeras bodegas suman masajes en los viñedos, almuerzo premium y degustación, por US$100, y por US$ 250, clases de tango y almuerzo con la Cordillera de testigo.

CUANDO LA BARRICA ES UNA OBRA DE ARTE

Algo más que vino podía hacerse con las barricas desechadas de fino roble francés. Arte fue el destino de estas 26 elegidas, que desde octubre y hasta la vendimia, forman parte de una muestra itinerante. Intervenidas por distintos artistas argentinos -y parte de la Colección de Arte & Vino de Ignacio Gutiérrez Zaldívar- la muestra está expuesta en el Sheraton Mendoza Hotel. Ahora presente en la cuna del vino, pronto seguirá viaje por dos años, continuando por las principales provincias viñateras argentinas, así como Punta del Este y Carrasco (Uruguay), San Pablo (Brasil) y Santiago, Chile. Entre los artistas convocados, están Milo Lockett, Sol Halabi, Jaimes Roy y Mario Sanzano.

LA GRAN FIESTA DEL VERANO YA COMENZÓ

El programa de la Fiesta de la Vendimia comenzó este año con actividades culturales que se anticipan al gran encuentro previsto para el 3 de marzo. En el Parque General San Martín se realizan actividades como un festival de jazz y uno de teatro para niños, mientras que MendoRock se realizará en el teatro Gabriela Mistral (Parque O’Higgins) y Rock and Wine, en la Nave Cultural.

«Hay una fuerte asociación de la Vendimia con el acto central de la elección de la reina -comenta Javier Espina, ministro de Turismo de Mendoza-. Nosotros queremos romper un poco con eso. Nuestro objetivo es traer la vendimia como evento de verano, desde mediados de enero hasta el acto central, con encuentros culturales para todo público.»

Según el funcionario, las bodegas recibieron en 2011 a unos 900.000 turistas, un 180% más que en 2010. «Estas empresas esperan la fiesta con gran interés, ya que aumentan la recepción de turistas en esas fechas y la utilizan como una herramienta comercial. Muchas bodegas traen a sus principales clientes de todo el mundo para disfrutar de la fiesta, cuando se combina el acto cultural con el turismo corporativo.»

Espina comenta que para 2013 prevén importantes cambios respecto de la fiesta. El acto central será dividido en dos, el viernes para los turistas y el sábado para los mendocinos, mientras que habrá actividades generales de domingo a domingo. «El anfiteatro quedó muy chico con sus 18 mil localidades -continúa-. Tenemos problemas con las agencias y los mendocinos; todos nos piden más entradas. El cambio quedará para 2013 porque asumimos hace sólo un mes la gestión y venimos de una Vendimia con un conflicto gremial con los artistas, y en este caso no queremos meter ruido.».

COMMENTS