Mendoza exportó US$393 millones a EEUU y teme impacto económico

28/03/12
Fuente: El Sol Online | Valeria Caselles.

vinos_elsolReferentes de los distintos sectores afectados por la suspensión del beneficio arancelario buscan cuantificar el daño económico. Los representantes de diferentes sectores productivos de Mendoza que se quedaron fuera del Sistema General de Preferencias (SGP) de EEUU ayer tenían un objetivo que no pudieron definir durante la jornada: saber cuál será el impacto económico en las firmas que exportan sus productos al país del norte, principalmente commodities, ya que dejarán de recibir un beneficio tributario por tiempo indeterminado.

Es que la medida, que trascendió el lunes y que se pondría en vigencia dentro de 60 días, todavía no estableció cuánto será el monto impositivo para los productos que, hasta ahora, no tenían que pagar por vender al exterior, en este caso, a Estados Unidos. «Todavía no se sabe qué porcentaje o cifra impositiva se establecerá para los exportadores.

Hasta que no haya una confirmación nacional o internacional al respecto, no podemos analizar si las pérdidas serán muchas o insignificantes. Aquí tendrán mucho que ver los volúmenes que maneje cada rubro», explicó a este diario Alejandro Fadel, titular de la Fundación ProMendoza.

Según estadísticas de ese organismo mixto, el año pasado la provincia exportó a Estados Unidos cerca de 393 millones de dólares, es decir, 21% de lo que exportó al mundo durante todo el año (1.846 millones de dólares).

En Mendoza, la medida estadounidense afecta, sobre todo, en productos específicos que se envían a ese país desde hace años sin pagar un peso de impuestos a la hora de exportarlos.

Es este caso son el aceite de oliva, el vino espumoso o gasificado (conocido como frizzé), la aceituna en conserva y el ajo fresco, según enumeró ayer el titular de ProMendoza. «En algunos casos, el impuesto puede ser significativo, como ocurre con el vino gasificado, conocido como frizzé, cuyo 70% de la exportación total va al mercado estadounidense», dijo.

Las medidas que tomó el Ciadi (tribunal arbitral del Banco Mundial) no afecta a otro tipo de categorías, como el vino fraccionado o vino a granel, ya que ambos se mantienen históricamente fuera del Sistema General de Preferencia. Lo mismo ocurre con el champán o vino espumante, que nunca fue incluido en el pacto comercial internacional. En estos casos, el impuesto a la exportación ronda los 0, 063 centavos de dólar por litro.

El presidente de Bodegas de Argentina, Ángel Vespa, señaló que si bien el vino frizzé es una categoría pequeña, se destina 74% del producto al mercado estadounidense.

Esto equivale, a 2.800.000 dólares, de los 3.800.000 que se exportan en total. Vespa anunció que el sector realizará tratativas para revertir la situación. «Haremos gestiones con el Ministerio de Agricultura de la Nación, a través del Instituto Nacional de Vitivinicultura. Después veremos en Cancillería, ya que es el organismo que maneja las relaciones bilaterales.

Tenemos que armar una estrategia y ver qué se puede hacer. Empezaremos a trabajar. Desconocemos los pasos a seguir, ya que no son medidas fáciles de resolver», se explayó Vespa.

En el sector del ajo, el panorama es menos alarmante. Según Juan Chiappinotto, titular de la Asociación de Empacadores y Exportadores de Ajo, la suspensión del benefihemos cio impositivo sólo resiente 3% de las exportaciones locales, ya que el mercado principal del ajo mendocino sigue siendo Brasil.

A esto se le suma que, según Pro- Mendoza, el 15 de marzo, el Ciadi sacó a este sector del Sistema de Preferencias, lo cual ratificó el propio Chiappinotto: «Por un lado, ya no estamos en el Sistema y, por el otro, benefihemos terminado la temporada de exportación. Pagamos impuestos y la medida, por el bajo volumen que enviamos allí, casi no nos afecta».

EL DRAMA DEL OLIVO.

Otro de los productos más afectados con la quita de preferencias es el aceite de oliva virgen, ya que 42% de lo que se exporta va para Estados Unidos.

Es decir que, de los 10 millones dólares vendidos al exterior en el 2011, fueron 4.200.000 dólares para el país del norte. Por su parte, el gerente de la Cámara de Comercio Exterior de Cuyo, Mario Bustos Carra, aseguró que dentro del sector «aún no se puede medir el impacto», aunque analizó los factores de este «castigo» del comercio internacional, el cual aseguró que afecta «más al ánimo que a la economía, porque se trata de una pérdida de 18 millones de dólares a nivel nacional».

Según Bustos Carra, «primero Argentina perdió el juicio por una deuda de 300 millones de dólares en los tribunales internacionales. Segundo, está la traba a las importaciones y, tercero, las dificultades para emitir divisas, lo cual demora los pagos.

Estos últimos dos puntos involucran a Guillermo Moreno a nivel nacional». Desde ProMendoza afirmaron ayer que, si bien la decisión viene directamente desde Estados Unidos, la provincia sentará las quejas al Ministerio de Comercio Interior para intentar una negociación nacional, al menos con los productos más perjudicados con esta quita de beneficios.

COMMENTS