México despierta al vino: en 8 años duplicó su consumo y auguran buen futuro para bodegas argentinas

04/03/13
Fuente: IProfesional.com | Juan Diego Wasilevsky.

En el marco del Argentina Wine Awards, expertos analizaron presente y futuro de ese mercado. ¿Cuáles son los 20 vinos nacionales más exitosos en ese país?

Cuando en la actualidad se hace referencia a México, en general, se suelen asociar numerosos elementos que hacen a su identidad y, entre ellos, es lógico que no figure el vino.

México, de hecho, no es un gran productor de vinos, dado que de las 40.000 hectáreas plantadas con viñedos, únicamente 4.000 corresponden a variedades de vitis vinífera, es decir, las uvas que se destinan a la elaboración de vinos.

Además, a la hora de hablar de las bebidas más difundidas, hay un largo listado de productosque se ubican claramente por delante del vino entre las preferencias de los consumidores mexicanos.

Sin embargo, expertos aseguran que México se está consolidando como un nuevo polo de consumo y que son las nuevas generaciones que se están sumando a esta tendencia las que terminarán por delinear un mercado mucho más amplio y atractivo para las bodegas del mundo.

Así las cosas, en la última edición del Argentina Wine Awards -evento organizado cada año en la Ciudad de Mendoza por Wines of Argentina y en el que se premian a las mejores etiquetas de exportación-, expertos analizaron el presente del mercado mexicano y el potencial de este país para las bodegas nacionales.

En el marco de un seminario desarrollado durante este certamen, durante el cual se analizaron estilos de vinos exitosos y la dinámica de diferentes mercados estratégicos, Omar Barbosa, uno de los sommeliers más reconocidos de México, destacó que «en nuestro país el consumo de vino viene creciendo aceleradamente. Hace ocho años, el consumo per cápita era de 300 mililitros y hoy en día estamos duplicando esa cifra. Puede sonar que es un nivel pequeño, pero para nosotros es importante, vamos por el buen camino».

Acto seguido, hizo hincapié en el gran cambio que se está dando entre los consumidores: «El estilo que en general gusta a los mexicanos es el de vinos con una buena cantidad de azúcar y buena frescura. Este estilo es el que hoy tiene muchas posibilidades en este mercado. Sin embargo, los jóvenes, que están cada vez más interesados y abiertos a nuevas alternativas, son los que en cinco a diez años van a ser los principales consumidores».

Es por ello que, consideró, «cada vez estamos viendo que hay más lugar para variedades distintas y no tan difundidas en México, como Bonarda, Cabernet Franc o Petit Verdot».

A la hora de analizar la situación de los vinos argentinos, Barbosa explicó que «el mercado mexicano está muy abierto a los vinos argentinos. Les gusta mucho el Malbec y elTorrontés«.

El experto agregó que, por el hecho de que México es un país que produce poco poco y nada, «siempre se incentivó la importación«.

«Si bien fuimos el primer país en producir vino en América latina, por los impuestos que hay que pagar hoy es más difícil elaborar vino localmente que traerlo de otros países. Por eso es que aquellas bodegas que comparten nuestro idioma, como las españolas, las chilenas y por supuesto, las argentinas, tienen cada vez más oportunidades de capitalizar el crecimiento del consumo«, disparó Barbosa.

Al respecto, el sommelier indicó que «un factor que ayuda a que se expandan las bodegas nacionales en territorio mexicano es que está creciendo muchísimo la comida argentina. A nuestros consumidores les gusta mucho la carne, el asado, el bife de chorizo y esto está favoreciendo mucho a que también se acerquen a sus vinos».

Un mercado chico, pero en expansión
Según datos de la consultora Market Research & Technology, México es el sexto mercado para la industria vitivinícola nacional y, en 2012 estuvo dominado por las siguientes bodegas (período enero-octubre):

Sin embargo, dado que los envíos están muy concentrados básicamente en tres países (Estados Unidos, Canadá y Brasil), el share de México en el total exportado de vinos embotelladostodavía es relativamente pequeño, dado que no llega al 3%.

Sin embargo, Lucila Pescarmona, brand manager de Bodega Lagarde -una de las más exitosas en ese mercado- aseguró que «a pesar de tener un consumo per cápita aún bajo, vemos un gran potencial en México. La tasa de crecimiento para nuestros vinos en los últimos 10 años ronda el10,5% y esto básicamente se debe a que los vinos argentinos siguen gozando, por el momento y a pesar del momento actual, de una excelente relación precio-calidad«.

«La Argentina viene desarrollando un gran trabajo y creemos que el mercado tiene un gran potencial«, recalcó Pescarmona, quien agregó que «más del 60% de los vinos que allí se consumen son importados y nuestro país ocupa el tercer lugar«.

En el caso de Lagarde, lo que más están comercializando en territorio mexicano es Malbec yblends tintos, mientras que en el terreno de los blancos los envíos se apoyan en Chardonnay yViognier.

A la hora de analizar las razones por las cuales esta bodega está logrando una muy buena performance en ese mercado cada vez más estratégico, Pescarmona destacó «el gran trabajo que han hecho nuestros importadores. Tenemos una relación de largo plazo con ellos y eso hace toda la diferencia en los mercados«, a lo que luego sumó el hecho de que «el consumidor mexicano reconoce la marca Lagarde como sinónimo de calidad y trayectoria», lo que les permite «ser la segunda marca más vendida en el mercado mexicano en el segmento de precios de u$s39 a u$s60″.

En este sentido, destacó que el éxito que vienen logrando en México, en alguna medida, también es reflejo del trabajo que vienen realizando en el plano exportador en general: «Actualmente somos la novena bodega exportadora de la Argentina y eso es todo un logro para una empresa de capacidad mediana y de price point alto».

De cara al futuro, y consultada sobre la posibilidad de hilar fino en la comunicación para comenzar a hablar de los diferentes terroirs que se pueden encontrar en la Argentina, la directiva aseguró que «México es un mercado muy sofisticado y avanzado en cultura enológica. Los vinos argentinos tienen una muy buena imagen de marca y creemos que todavía podemos apuntar a más. Actualmente no es prematuro hablar de terroirs siempre que hagamos el trabajo de educar al mercado de destino y en el país sigamos estudiando las diferencias que producen los distintos terruños que hay en Mendoza y en la Argentina».

El desafío de México como futuro gran mercado para las bodegas nacionales está planteado.

Por Juan Diego Wasilevsky – Editor Vinos & Bodegas – Enviado especial a Mendoza – vinosybodegas@iprofesional.com

COMMENTS