Mi posta de la semana: Longobucco: Pizza, Pasta e Birra

02/02/10
Fuente: Fabian Couto Blog.

LongobuccoEl pequeño pueblo de Longobucco se encuentra en la región de Calabria, en la provincia de Cosenza. La posibilidad de disfrutar de cocina italiana, tan sabrosa como la de un pueblo así, es hoy realidad en una tradicional esquina de Avellaneda, justo en diagonal al clásico “El Viejo Cañón”. Este oasis de buena cocina, recientemente abierto en la zona de Avellaneda, se llama Longobucco Pizza, Pasta e Birra.

En una esquina de ventanales panorámicos, bien administrada la luz de lámparas y claraboyas y aún mejor aire acondicionado, se está a gusto en el salón.

Afuera era uno de esos días en los que el calor pareciera hacer explotar en el aire a los gorriones…

La cocina a la vista, pizarras destacando sugerencias y recomendaciones del chef, un horno pizzero mixto a leña y gas, grifos para tirar cerveza helada y arriba, coronando todo, una espectacular terraza. Todo hace muy placentero ambiente.

En Longobucco se come bien, tan bien que sorprende encontrar un lugar así hoy en día. Todo parece hecho en casa, como de antes, cocina casi de pueblo, sabrosa y en porciones abundantes.

Encontré entradas poco frecuentes y realmente exquisitas como unos bocaditos de seso saltados al ajo y perejil con unas papas rústicas sin desperdicio (12$) o unos consistentes bróccolis con chorizo colorado salteados con oliva, ajo y pimentón. La cesta de crocantes cornalitos, resulta ideal para empezar con un balón de cerveza bien helado(15$). Las pizzas al molde o a la piedra de Longobucco, son hechas al estilo italiano más auténtico. Son deliciosas, un mix perfecto de sencillez y exquisitez. Dos especiales que recomiendo: base suave de tomate, sutil mozzarella y papa cortadas muy finas doradas con romero (36$); otra muy mediterránea, salsa de tomate, zanahoria champignons y sobre todo huevo derramándose al morder la masa crocante de la pizza. Tentadora, aunque no la probé, me resultó la del dúo de cebollas blanca y verdeo, con quezo azul y nueces. Las pastas secas son italianas (La Molisana), frescas y caseras. Dos platos de pasta sugeridos: Papardelle gratinados con crema al horno, con salteado de salchicha y jamón; Orechiettis, salchichita, rúcula, hongos y la mejor bolognesa. Las pastas pueden pedirse por kilo, ¼ kilo es perfecto para una persona (25$). Cabe destacar la “tremebunda” milanesa especial, es un gigante para que coman 4 y lleva mozzarella, panceta, provoleta, huevo frito, morrón asado y por si fuera poco, guarnición de papas fritas ( 75$). Todos los postres son clásicos italianos, Tarantella, Tiramisú y otros; abundantes y a no más de 10$.

Resulta un placer sorprendente la amable atención de los mozos y muy atento a todo Walter (ex-Il Fiume, ex-Viejo Cañon), como encargado del salón.

Todo mi reconocimiento para el cocinero y el maestro pizzero. Están haciendo más que bien las cosas en Longobucco, algo raro de encontrar hoy en día.

No dejen de probar el convite de Lemoncello.

Longobucco Pizza, Pasta e Birra – Hipólito Yrigoyen (ex Pavón) 1001 esquina Rivadavia.

(1870) Avellaneda – Provincia de Buenos AiresTel: 4228-9311/12

COMMENTS