Moscatel y amor

16/04/12
Fuente: Memorias del Vino Blog | Nicolás Visnevetsky revista Vinos&más ( Santiago de Chile / principios de 2012) | Foto: Guadavela

fin-del-mundo-17-02-09-229[1]Una tarde de septiembre de 2005 un productor de uvas Moscatel, en Cagliari, dentro de la hermosa isla italiana de Cerdeña me dijo una vez que el amor es un conjunto de elementos que agrupados entre si  logran hacer funcionar a lo que denominamos amor  y que por separado, esos elementos son solo piezas que cumplen un rol individual y determinado.

Me nombro cosas como por ejemplo una bicicleta, una pala, un perro, la lluvia, un tocadiscos,  pan en la mesa y una botella de vino.

No habló de mujeres, ni de hijos. Tampoco de cuestiones materiales que para muchos son pequeños pasos a la felicidad como podrían ser un automóvil, un equipo de aire acondicionado o un crucero por el Caribe.

Alfredo, setenta  y largos años, repleto de canas, piel curtida, viudo,  no concebía el amor si no lograba que ese pequeño conjunto de cosas suyas estén aunadas, juntas, hermanadas.

Bicicleta

No priorizaba una sobre la otra. La bicicleta le era importante porque se trataba de su único medio de locomoción. Con ella recorría su campo, visitaba amigos, y hacia ejercicios, tres cosas que lo llenaban de satisfacción. La pala está claro que es para trabajar la tierra, la tierra es todo para Alfredo, y una pala es un elemento para remover la tierra, amasarla, sacudirla, despertarla, llevarla de un sitio a otro, cortar raíces, sacar malezas, en fin, preparar el terreno..

Perro

Giorgio. Su perro, de gran porte, pachorriento, con una cicatriz que le traspasa la cara es quien cuida de Alfredo.

Una tarde de invierno, Alfredo se accidentó cortando leña, a tal punto que tuvo una hemorragia y se desmayó. Giorgio, lamio su herida una y otra vez, no como vampiro sino como enfermero, no solo que detuvo la hemorragia, sino que aviso en la aldea a ladrido pelado que algo malo había pasado. Giorgio es el complemento perfecto de Alfredo.

Lluvia

En esa parte de la isla las lluvias no suelen ser una constante, y existen zonas donde el desierto manda y las grietas en la tierra asoman como un tango desesperado.

Alfredo se preocupa, su sistema de riego si bien es eficiente, no termina de satisfacerlo, el es un pequeño productor, que hace vino porque si no se suicidaría, (esto dicho por el mismo.)

Antes del comienzo del ciclo, de los brotes, los sarmientos, la floración, la tierra tiene que estar húmeda y poderosa. La lluvia equilibra los esfuerzos y reparte las energías en partes iguales, el esfuerzo de Alfredo pasa por otro lado cuando el cielo vuelca sobre el suelo, su agua.

Su Moscatel es increíble, pura, sin filtrar, procesada y macerada con una dedicación de gigante, es una fiesta de lo dulce, un titanic ebrio de los mares azucarados

Tocadiscos

La globalización, los amigos, conocidos y el buen gusto hicieron que le gustase Astor Piazzolla. A mí se me infla el pecho, también  escucha Miles Davis (el viejito es de avanzada), y muere por Edith Piaf y Atahualpa Yupanqui. “Eso es tener mundo o por lo menos un oído curioso”.

Le gusta que un argentinito como yo, inquieto,  que apenas puede combinar tres palabras de italiano pueda sostener una conversación sobre música y vinos.

Yo,  le digo que Yupanqui es un súper héroe, que Edith Piaf es una generosa y talentosa dama que le abrió la puerta al mundo y que Piazzolla y Miles Davis estaban absolutamente locos…”Y quién no???” me retruca él, mientras Yupanqui desde un tocadiscos canta sobre su Alazán a más de quince mil kilómetros de su caballo, su pantano y su tristeza.

Pan y vino

El maridaje milenario de la vida, la formula que cierra la configuración del amor.

“El pan es vital, es la sencillez de salvarte del hambre y el vino es el premio de los dioses, es la jugada más importante del hombre, porque es pura y cuenta con una paciencia de hormiga, convivo con el vino desde mis primeros recuerdos, es una traducción de la naturaleza, todos los días, bajo la luna y bajo el sol”…

Ahí entendí que Alfredo es diferente a muchos hombres, hay una parte mía que está profundamente conmovida con este viejo y su filosofía del amor.

El amor es todo lo que creemos que lo representa o lo forma.

Son miles de cosas o ninguna.

Para muchos es etéreo, abstracto, para otros es cursi, animal y para tipos como Alfredo es un grupo de cosas, no muchas.

AMOR


 

Tagged with:

Artículos relacionados

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

MAPA

Contacto

ArgentineWines.Com
Concurso VinoSub30
VinoSub30 Hackaton
Acha Club
daniel@argentinewines.com
tel. 011.4574.3292
cel. 011.5460.2722
Hangouts daniellopezroca@gmail.com

Concurso

Concurso VinoSub30

Enjoy Malbec

enjoymalbec

Wine Hackaton

VinoSub30 Hackaton