Oídio, el enemigo público número uno del vino

24/05/09
Fuente: La Nación Online | Información provista por Piano15.

1002287[1]Es un hongo que parasita los viñedos y que está creciendo en algunas zonas gracias al recalentamiento global. Si se extiende mucho, puede arruinar esta bebida. El fenómeno del recalentamiento global podría generar cambios importantes en la producción de vinos en todo el mundo. Zonas que antes no tenían una amplitud térmica ideal para producir vinos ahora podrían aspirar a elaborarlos y otras tradicionales como Burdeos o Cataluña podrían perder su nivel de humedad actual. En ese sentido, el hongo oídio, que se desarrolla en climas cálidos (entre los 17º y los 29ºC) ve cómo su área de extensión crece con el incremento de las temperaturas. Y esa es una mala noticia para muchas zonas productoras de vino en todo el mundo.

De acuerdo con el Instituto Cooperativo del Vino de Francia, el oídio afecta directamente la calidad de los vinos. Porque las uvas afectadas por esta enfermedad se resquebrajan y no crecen lo suficiente. A partir de una contaminación del 9% de las uvas, la calidad de los vinos comienza a verse afectada. Y a partir del 13%, el efecto se nota en la boca: aromas desagradables, olor a moho y mayor nivel de alcohol. Pero cuando la cantidad de uvas alcanza al 33%, el vino se vuelve directamente intomable, según consigna el sitio Viti-Net.
Según el organismo, el área de influencia del oídio se extá extendiendo en Francia hacia nuevas zonas como Burdeos, Borgoña y Champaña. La enfermedad puede ser combatida, pero mediante procesos de vinificación mucho más costosos.

http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1131088

COMMENTS