Palabra de Autor: Lic. Romina Carparelli, enóloga Bodega Margot

24/04/13
Fuente: Consultora Umami.

Romina CarparelliBodega Margot es una de esas empresas que viene haciendo las cosas bien desde hace tiempo, y por supuesto la mano del hombre, o en este caso de la mujer tiene mucho que ver con ello. Aquí les dejamos la entrevista que le hicimos a Romina Carparelli, parte de la familia fundadora y enóloga de la bodega, donde se explaya sobre la actualidad del mercado y su empresa.

Romina es todavía una enóloga sub-30. Se ríe y bromea durante la entrevista. Es coqueta y sencilla a la hora de hablar lo suyo. No le gusta el academicismo que rodea muchas veces el mundo del vino y por eso es común oírle comparaciones naif a la hora de describir su trabajo. Cuando habla de la tan mentada concentración de los vinos del Valle de Uco dice “es como el maquillaje, si uno se pasa, se ve mucho peor que a cara lavada!”. Habiendo iniciado su carrera como discípula del prestigioso Miguel Navarro (Catena, Salentein, Navarro Correas, Viniterra) es una admiradora del expertise profesional y aspira a convertirse en una de las grandes, ahora con la visión internacional que le adicionará Paul Hobbs a su meticuloso porfolio en Bodega Margot.

¿Cómo identifica el estilo de vinos que realiza?

Busco hacer vinos modernos y elegantes. Cada año trabajamos para lograr el equilibrio entre concentración y fruta, en ese equilibrio radica la elegancia. En 2006 -que fue mi primera vendimia en Margot- seguía el protocolo del asesor al pie de la letra. Ahora me animo a más, estoy buscando un sello propio. Lo que espero suceda cuando se abre una botella de mis vinos es que quien lo tome desee haber comprado una segunda botella! Tienen que ser fáciles de tomar y con esto no digo “ligeros”, todo lo contrario, son vinos concentrados del corazón del Valle de Uco; pero la concentración llega hasta el límite en que el vino sigue siendo muy sedoso, con un ataque dulce y equilibrado.

¿Cuál es su idea de cómo se debe armar el porfolio de una bodega: cepas, líneas, blends, cantidad de etiquetas?

Nuestra idea desde Bodega Margot es tener un porfolio amplio, lo que representa un desafío por la diversidad de insumos que implica y su costo. Si bien el Malbec es fundamental para armar una línea de vinos argentinos, se debe ofrecer más alternativas al consumidor. En un mercado tan competitivo es clave que el cliente tenga nuevas razones para elegir la bodega. Nuestro cliente es un buscador de experiencias y tenemos que ofrecerle novedades.  Nuestra línea “entry level” bajo la marca “Maula & Misery Mouse” arranca con dos varietales fuertes que son nuestra carta de presentación: Malbec de estilo joven y Sauvignon Blanc. Luego viene la línea Maula Oak -que es la de mayor tracción en nuestra bodega-, con tres varietales: Malbec, Sauvignon Blanc y Pinot Noir. Hacia el futuro planeamos agregar un Cabernet Sauvignon a este segmento de vinos más complejos, con muy buena concentración, tipicidad y excelente relación Precio–Calidad. Este año sale el nuevo Maula Malbec Selección de Barricas, un punto medio entre las líneas actuales Maula Oak y Celedonio.

Le sigue la línea Celedonio, la alta gama de la bodega, con dos varietales: Malbec y Cabernet Sauvignon (que también es novedad de este año). Vinos que son agradables cuando son jóvenes (a mí en particular me gustan mucho) y tienen capacidad de guarda de varios años. La tendencia es crecer hacia nuevos vinos ultra premium. Esperamos adicionar un Blend y por qué no un Chardonnay fermentado en roble de la mano de Paul Hobbs, con quien empezamos a trabajar este año. Finalmente, el sello de Margot en los espumantes, donde tenemos un Blanc de Blancs 100% Chardonnay hecho con el Método charmat y un Blanc de Noir con uvas Chardonnay, Syrah y un toque de Pinot Noir elaborado por el Método Champenoise.

¿Cuál es su visión con respecto al mercado actual de vinos? ¿Qué debería cambiar?

La actualidad de la vitivinicultura es compleja, estamos pasando por un momento complicado. Pero todas las crisis son oportunidades y hay que buscarlas. Hay que pelear la rentabilidad mejorando en los costos e invirtiendo más en las líneas de mayor precio. En los últimos años se ha trabajado intensamente para lograr que Argentina esté en el top ten de exportadores mundiales, hoy en Estados Unidos Argentina es marca. Pero si en 2003 nos hicieron lugar en las góndolas porque teníamos muy buenos precios, ahora tenemos que defender el camino recorrido y ampararnos en la calidad para aspirar a segmentos de precio superiores. Creo que el sector debería pelear políticas que alienten la exportación de vino fraccionado por encima de la exportación a granel, porque es en la botella donde se exporta el trabajo nuestro, de los argentinos, mano de obra y los insumos se producen o procesan en el país. Más el riesgo que significa para nuestra marca país exportar vino a granel, si llega a existir un mal manejo de esos vinos en destino… en las góndolas internacionales se presentarán como “VINO ARGENTINO”.

En cuanto al mercado interno, está convulsionado, el resentimiento de las exportaciones ha hecho que haya un excedente en origen y los grandes jugadores han salido “ganar espacio” en las góndolas. En algunos casos, regalando demasiado. Para las bodegas exclusivas el foco está puesto en la tarea de capacitar a los puntos de venta y llegar mejor a los consumidores. Ojalá podamos conseguir mayor consumo de vinos en  Argentina, tenemos un mercado interno de los más interesantes que hay y el vino debe volver a acompañar almuerzos y cenas de todos los hogares. Hay un espacio muy grande que se debe reconquistar. Declarar al Vino Bebida Nacional fue un paso, hay que insistir en políticas de apoyo al sector.

¿Cuáles son los principales factores para que Argentina siga creciendo como productor de vinos de calidad?

Mantener y mejorar políticas de largo plazo orientadas a la producción y exportación de trabajo argentino es fundamental. Los últimos diez años le han servido a Argentina para posicionarse en mercados internacionales. Tenemos instituciones que trabajan mucho y con gran seriedad para estudiar los factores sensibles y que han transformado a la vitivinicultura en uno de los sectores más organizados del país. El PEVI es modelo para muchos otros sectores de la industria. Pero nunca es suficiente, no hay que bajar los brazos pues quedan muchos aspectos que reformular y adaptar a las circunstancias que se van dando.

En cuanto a lo técnico, se ha avanzado mucho en Zonificación. Cada vez tenemos más y mejores datos respecto de la calidad y tipicidad de los diferentes terroirs para las diferentes variedades. Hay que seguir apostando al perfeccionamiento técnico a nivel agronómico y enológico.

¿Qué novedades presentará la bodega este año y cuáles son sus proyectos?

Algo adelantamos ya. Este año presentamos dos nuevos productos. “Maula Selección de Barricas”, un gran reserva con perfil frutado que ya está en botellas. Además, sale el nuevo Celedonio Cabernet Sauvignon y ya estamos trabajando en la bodega un Pinot Noir para este segmento.

El proyecto de Margot es continuar creciendo en producción, a la fecha estamos en un 50% de nuestra capacidad, estamos planificando una ampliación de la bodega para la próxima temporada.

 

Artículos relacionados

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

MAPA

Contacto

ArgentineWines.Com
Concurso VinoSub30
VinoSub30 Hackaton
Acha Club
daniel@argentinewines.com
tel. 011.4574.3292
cel. 011.5460.2722
Hangouts daniellopezroca@gmail.com

Concurso

Concurso VinoSub30

Enjoy Malbec

enjoymalbec

Wine Hackaton

VinoSub30 Hackaton