Passionate Wine 2012, lo que viene

21/05/12
Fuente: Mr WinesBlog.

degustacion-con-michelini[1]Organizado por Ozono Drinks, representantes de Passionate Wine en Buenos Aires, y con la participación de Matías Michelini, se realizó una presentación con algunas de las novedades que salieron y saldrán (*)  al mercado en el corriente año.

Vamos a los vinos:
Inéditos Semillón Hulk 2012 ($ 68)
Es una de las novedades “más frescas” de Passionate Wine. Al servirlo en el copón su aspecto ya comienza rompiendo reglas: posee cierta turbidez que me recuerda a cuando se bebe el vino desde el tanque en una bodega. Esto es resultado de la decisión de Matías de embotellarlo sin filtrar, precisamente para conservar la mayor cantidad de aromas primarios (frutales refrescantes y minerales), que en boca están muy bien sostenidos por una punzante acidez: seguramente la columna vertebral para mantenerse en el tiempo y así ganar complejidad en aromas y sabor.
Inéditos Bonarda Pura 2012 ($ 68)(*)
Debido a la demanda del año pasado, esta nueva cosecha aumentó la partida a 4.000 botellas. Al degustarlo lo encontré bastante similar a la 2011. Me gusta disfrutar este maceración carbónica como tal, frutal directo, fresco y fluido, y no pensarlo como tinto tradicional. Disiento con algunos de los presentes que notaron algo menos de cuerpo que en su añada anterior. Quizás dicha apreciación esté relacionada a que su grado alcohólico en la 2012 es algo menor que en la 2011.
Montesco Punta Negra Pinot Noir 2011 ($ 98) (*)
Este pinot es de Gualtallary (1.500 msnm) y posee un año de crianza en tonel (1.800 l). Sencillamente me encantó: es diferente a cualquier pinot del mercado. La obstinación de Michelini por cosechar temprano (en comparación con otros productores), sumado al afinamiento que recibió ese vino en el tonel, lo hacen único. Florales, cerezas, piedra, tierra son algunos de sus aromas; en boca cruje, pero con estilo, con tanto estilo que me dice que si lo guardo bien me jura sutilezas y crecimiento en un par de años. Seguiré con atención la evolución de este vino que francamente logró emocionarme y del que solamente hay 2.200 botellas.
Torrontés Brutal 2011(*)
Mientras el mercado vinifica al torrontés cada vez más light, Michelini se va al polo opuesto para extraer del “torro” todo su carácter y la mayor cantidad posible de aromas. El costo de esta decisión a corto plazo son los amargores típicos de la variedad; hoy, a mediano plazo, esos amargos disminuyeron considerablemente y me encuentro con un vino naranjo  (por su color no puede entrar en la categoría de blanco) que logró una complejidad aromática a mi criterio destacable. Su nariz me recuerda a orégano, miel, membrillos, quinotos, cáscara confitada y mucho más. En boca su paso es bien seco, de taninos firmes y me dice: “estoy dispuesto a acompañar lo que venga, carne de cerdo asada, corte vacuno jugoso y también ver pasar bastantes hojas del calendario”. Así es: luego de degustarlo con atención, les aseguro que lo mejor está por venir. Posee buena estructura, frescura y una paleta aromática que hoy está a mitad de camino entre un popular torrontés y un auténtico vino de culto, de sólo 600 botellas.
Montesco Parral 2010 ($ 98)
Buena oportunidad para chequear el momento que está transitando este blend que ya bebí en algunas oportunidades desde que salió al mercado el año pasado. Lo encontré bien, como siempre. No es un vino que largue fuegos artificiales, precisamente, pero sí es gastronómico. No es para concursar, pero sí para ser un buen compañero de algún sabroso menú. Su pasaje por boca es frutal, fluido y seco, posee ciertos tonos herbáceos, que son mis preferidos, y una madera que murmura sin desentonar. Haciendo foco en el tema madera, Michelini nos adelantó su pretensión de que año a año la presencia del roble en esta línea sea cada vez menor.
Malbon 2010(*)
Por el momento es el alta gama del Passionate y saldrá a la venta en agosto próximo. Si alguien lo prueba hoy, sin lugar a dudas va a decir “qué rico vino”; tiene exquisita fruta, diversas capas y una textura que te tapiza la boca, frescura, mineralidad y una madera bastante presente y excelentemente ensamblada. Pero creo que a este “rico vino” el tiempo lo pondrá en la categoría de “gran vino”, ya que tiene todas las condiciones para ser cada vez más fino, sin dejar de ser moderno.
Paso del Sapo Chardonnay 2011(*)
Un chardonnay de la localidad Paso del Sapo, noroeste de la Provincia de Chubut, 180 km al sur de El Hoyo, para ser más preciso, altura del paralelo 44. Sólo 180 plantas, distribuidas en cinco hileras, descubiertas por Matías gracias a la insistencia de su amiga, la sommeliere Paz Levinson. Tras una simpática odisea familiar para trasladar la fruta hasta Mendoza, donde se vinificó, el resultado es apenas una barrica. Si me preguntan cómo estaba el vino, debo decirles que me encantó. Como virtud principal, no se parece a ningún chardonnay: posee notas frutales que me recuerdan a su piel, destacados florales y minerales, pero estos últimos no de piedra blanca, como se da en Gualtallary, sino más bien de alguna piedra más oscura, negra, no sé cómo describirlo. En boca, aceptable acidez y cierta sensación salada; también percibí algunas notas a cenizas. Un “chardo” sumamente interesante. Matías recuerda que la primera vez que degustó los granos de esas viñas los sintió muy ácidos y maduros al mismo tiempo, particularidad que lo motivó a vinificarlo.
Más anticipos
Son muchas las elaboraciones que actualmente ocupan a Matías. Mientras está vistiendo al nuevo Agua de Roca 2012, para salir en pocas semanas, también nos comentó sobre un Merlot, de un parral de 47 años de El Peral, que está reposando y que promete mucho, o acerca de un syrah proveniente de un viñedo que creció de manera salvaje en Gualtallary y que portará el nombre “Diversos”. Como nunca se queda quieto y al momento de la búsqueda no tiene límites, cruzó a Chile para elaborar un Malbec y un Sauvignon Blanc en el Valle de Casablanca. A pesar del costo que implica elaborar en el país vecino, nada detuvo su entusiasmo por hacer dos etiquetas con influencia marítima, ni siquiera la dificultad de importar los huevos de cemento que utiliza en la elaboración.
Rompiendo reglas
Por suerte podemos seguir de cerca el trabajo solista de Michelini con Passionate Wine. Como consumidor inquieto que soy, para mí tiene un valor increíble su intención de hacer vinos que hasta el momento a nadie se le ocurrió hacer, y significa un placer poder disfrutarlos, más allá de que algunas veces entenderlos no sea una tarea sencilla. Lo destacable es que rompa reglas, como por ejemplo que parta de una uva blanca (Torrontés Brutal) para lograr un vino de estructura que puede soportar bien un principal con carne o quizás también alguna preparación guisada; o que parta de una tinta (Inéditos Bonarda) y elabore un vino que casi podría funcionar como un blanco, que puede beberse sólo refrescado y resultar un buen compañero para una entrada; o, sin ir muy lejos, ahora, que saque un blanco (Semillón Hulk), apostando al tiempo como lo hizo también alguna bodega con esta variedad, pero sin usar roble ni uva sobremadura, porque está seguro de que su aliado será la acidez natural de su Tupungato.
Recuerdo de otros artistas
Somos un país muy joven en materia de vinos, nuestra historia está comenzando precisamente ahora. Por suerte hay gente como Matías Michelini, que comenzó a escribirla. Su trabajo quizás será más valorado cuando se lo mire a la distancia y haya instalada una cultura del vino verdadera entre los consumidores. Ese día dejaremos de decidir una compra por la marca o varietal y lograremos interpretar otras cosas como historias, enólogos o terroir.
Me vienen a la cabeza algunos artistas bien nuestros, como Piazzolla o Spinetta, quizás resistidos por algunos en un principio, pero que a pesar de ello nunca perdieron el camino de su obra. Efectivamente, por ser diferentes, el reconocimiento les llevó tiempo, pero por suerte insistieron con su música y nosotros pudimos aprender, disfrutar y hoy sentir orgullo de ellos.

Artículos relacionados

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

MAPA

Contacto

ArgentineWines.Com
Concurso VinoSub30
VinoSub30 Hackaton
Acha Club
daniel@argentinewines.com
tel. 011.4574.3292
cel. 011.5460.2722
Hangouts daniellopezroca@gmail.com

Concurso

Concurso VinoSub30

Enjoy Malbec

enjoymalbec

Wine Hackaton

VinoSub30 Hackaton