Patricio Tapia: En el vino es clave ser infiel

31/05/09
Fuente: El Tiempo – Colombia | Víctor Manuel Vargas.

IMAGEN-5315528-1[1]Bogotá, Colombia.- El Tiempo conversó telefónicamente con él, a propósito de ExpoVinos, la mayor feria de vinos en el país, que este miércoles abrirá sus puertas al público en Corferias. Tapia es un personaje que no necesita mayor presentación, pues varias veces por semana este periodista chileno experto en vinos se ‘mete’ a las casas de millones de latinoamericanos a través del Gourmet Channel, para llevarnos de viaje por viñedos, cepas y botellas de diversos países. Ubicamos a este trotamundos del vino en Canarias, donde disfrutaba de la Malvasía, una uva para la producción de vinos que se cultiva en este archipiélago español desde el siglo XVI.

Mucha gente en Colombia empieza a sumergirse en el mundo del vino. ¿Qué les recomendaría a esos debutantes que a menudo no saben qué hacer frente a ese mar de botellas en el supermercado?

Que lo mejor es tirarse a la piscina. El mundo del vino es complejo cuando se conoce mejor, pero al principio es un mundo lleno de descubrimientos. Por eso, el consejo es sencillo: probar la mayor diversidad de vinos, para descubrir cuáles le gustan a uno más. Sin complejos, sin prejuicios, sin miedos.

Pero el lenguaje de los catadores y de los enólogos intimida bastante…

Claro, hay gente que anda diciendo cosas como: ‘Este vino huele a tierra mojada después de la lluvia en un bosque ‘x’ del sur de Chile’. Obviamente, eso intimida. Pero quiero decir que el mundo del vino es mucho más simple y que toda esa poesía que anda dando vuelta alrededor del vino es muy negativa.

¿Un buen vino es necesariamente caro?

No necesariamente. Obviamente, que si quieres acceder a lo mejor, comprarte un Rolls-Royce, vas a tener que pagar más. Pero quiero subrayar que hay buenos vinos en todos los rangos de precios. Una de las tareas prioritarias es empezar a descubrir qué nos gusta -desde la marca hasta la variedad de uva- para así comenzar a saber cuáles son los mejores dentro de cada segmento de precio. Y esto sólo lo da la búsqueda. En el vino es fundamental ser infiel: no hay que quedarse que con una marca, una cepa o una mezcla. Es fundamental probar muchos para aprender. Es igual que en la literatura: no te puedes quedar con sólo un autor.

Usted ha recorrido muchos lugares del mundo probando
vinos. ¿Qué lo ha sorprendido en estas correrías?

Darme cuenta de que, generalmente, detrás de todo gran vino hay grandes seres humanos. Cuando pruebo un vino interesante, lo más probable es que quien lo hizo también sea un ser humano muy interesante. Eso me ha pasado desde Portugal hasta Alemania y no deja de sorprenderme.

¿Qué opina del nacionalismo en el tema del vino, que se hable del vino chileno, del vino argentino, del vino español?

Soy un defensor del origen del vino, es parte fundamental de su identidad. Pero más que hablar de países, hay que hablar de regiones: de Mendoza, de Ribera del Duero, de Burdeos, del Valle de Casablanca… La identidad es clave, pero esa identidad no es nacional, es regional.

¿Hay alguna región del mundo que destacaría por las cosas innovadoras que estén haciendo?

Hay muchas cosas que destacar. De España me gusta e interesa lo que se está haciendo en Jerez y en Galicia; de Italia, soy un fanático del Barolo de la zona del Piamonte; Borgoña es siempre un referente para todo amante del vino y me alucina lo que pasa en el Loira, especialmente con el Cabernet Franc.

La mayoría de los vinos que se consumen en Colombia vienen de Chile y Argentina. ¿Qué es lo más interesante que está pasando en estos dos países?

Chile y Argentina son países que se están autodescubriendo y, por tanto, las novedades son mucho más frecuentes. Es como cuando empiezas a crecer y descubres que tienen ciertas potencialidades que antes no sabías que tenías. En Argentina, por ejemplo, se ha descubierto que el Malbec se comporta de una forma muy distinta dependiendo de la altura a la que se plante, casi como si fuera otra variedad de uva. Y en Chile, hay una explosión de cepas. El Carignan del Maule es solo un ejemplo. Y los productores no sólo están explorando en cepas, sino también en lugares donde nunca antes se había plantado.

¿Qué explica esto último?

Que los productores se están dando cuenta de que esos vinos diferentes, con una mayor relación con el lugar de origen, son un tema importante en el mundo del vino de hoy. Los vinos de la patagonia argentina o del valle del río Limarí, en el norte de Chile, son dos buenos ejemplos de ello.

En Colombia existe una asociación casi automática que nos dice: Malbec igual Argentina y Carménère igual Chile. ¿Qué recomendaría probar para romper estos clichés?

De Argentina, el Torrontes de Cafayate (norte), donde hay un mundo por descubrir, así como la Bonarda de Mendoza. Y de Chile, el Carignan del sur; el Sauvignon Blanc de la costa central y el Chardonnay del norte.

¿Qué opina de las clasificaciones tipo Robert Parker o Wine Spectator, son la guía?

Cada uno tiene que saber cuál es su gusto personal: si le gusta más Chopin o Bach. Estas guías o clasificaciones proponen un gusto, una clasificación de acuerdo a unos criterios específicos, pero finalmente subjetivos, así que el consumidor tiene que aprender a ver cuáles de esos gustos o criterios son los que mejor concilian con sus gustos personales. En el vino hay un componente subjetivo, de gusto personal, muy importante; entonces, no hay biblias: nadie tiene la gran verdad sobre cuál es el mejor vino.

¿Qué siente cuando ve un corcho de plástico o una tapa rosca?

Desde que no se afecte el producto, que es el vino, no me opongo ni me asusto con innovación alguna.

Una gran mentira del mundo del vino…
Que para disfrutar el vino debes tener un gran paladar. Con un poco de entrenamiento y con ganas se puede disfrutar mucho del vino. El vino es muy democrático, pues puede abarcar muchos gustos y diferentes personalidades.

¿Cuáles son sus cepas favoritas?

«Cambio por épocas, pero diría que mi gran variedad tinta es el Pinot Noir, aunque últimamente he estado probando mucho Prieto Picudo, una variedad española de la zona de León. También me gusta el Poulsard, de la región de Jura, en Francia, y el Nebbiolo de la zona de Piamonte, en Italia. En blancos, me gusta mucho el Riesling, pero también el Sauvignon Blanc y el Chardonnay».

Quién es Patricio Tapia

Estudió periodismo en la Universidad de Chile y luego degustación y enología en Universidad de Burdeos, en Francia. Columnista del diario El Mercurio (Chile) y de Wine & Spirits Magazine, de Nueva York. Edita la mejor guía de vinos de Chile: ‘Descorchados’.

La feria en nueve datos

ExpoVinos 2009 se inaugura este miércoles a las 6 de la tarde y durará hasta el sábado.
La entrada tiene un costo de 30.000 pesos, pero es válida para dos personas y del 3 al 6 de junio, el tiempo que dura la feria.
32 conferencias se dictarán durante la feria para que la gente adquiera o refuerce sus conocimientos sobre el vino. También habrá múltiples catas.
49 expertos nacionales e internacionales participarán en el evento.
Cerca de 300 marcas exhibirán más de 1.200 referencias de vinos.
52 empresas de la categoría de vinos y artículos estarán presentes.
Estados Unidos tendrá un pabellón especial con vinos de ese país, especialmente de California.
El vino rosado es el gran protagonista de este año y durante los días que dure la feria se elegirá al mejor vino rosado que se venda actualmente en Colombia.
Buenos precios. En ExpoVinos suele haber precios de feria, que vale la pena aprovechar.

http://www.eltiempo.com/vidadehoy/en-el-vino-es-clave-ser-infiel-dice-patricio-tapia-el-experto-mas-popular-del-gourmet-channel_5314767-1

COMMENTS