Perspectivas favorables para la vitivinicultura

02/11/09
Fuente: Diario Los Andes.

En los últimos meses se han desarrollado diferentes actividades en la industria vitivinícola, que permiten observar con mayor optimismo el futuro. Especialmente porque paralelamente se está revirtiendo a nivel mundial la situación provocada por la crisis económico-financiero y la Argentina se encuentra en excelentes condiciones por la relación precio-calidad de sus vinos. La vitivinicultura argentina ha tenido un crecimiento exponencial en los últimos años. A punto tal que, de los pocos millones de dólares que se exportaban a principios de 2000, se han superado actualmente los 600 millones de la moneda norteamericana, entre vinos y mosto. Logró superar, en ese marco, momentos difíciles, como la crisis de 2001-2002 y es puesta como ejemplo a nivel nacional, especialmente por las metas alcanzadas a través del Plan Estratégico 2020.

El año pasado, cuando la crisis económico-financiera se desató a nivel internacional -afectando también el mercado interno- muchos pensaban que la vitivinicultura sufriría los efectos. Y si bien es cierto que se produjo una pequeña caída en el consumo en los primeros meses, después se llegó a una meseta y ahora ya se piensa en recuperar los puntos perdidos.

Son varios los aspectos que llevan a esa estimación. El primero de ellos, sin dudas, pasa por el hecho de que el Banco Interamericano de Desa-rrollo decidió favorablemente el pedido del sector económico, que contempla un préstamo de 50 millones de dólares -renovables por un monto similar si se cumplen las metas- con el objetivo de alcanzar la integración de productores con las bodegas de elaboración.

Era un tema pendiente en la industria y durante muchos años se habló de alcanzar esa meta, pero nunca se había logrado. Para decidir favorablemente el otorgamiento del préstamo, la entidad crediticia tuvo en cuenta el funcionamiento del sector y las perspectivas futuras, especialmente con las metas alcanzadas a través del Plan Estratégico.

El mencionado fue uno de los temas abordados por la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar) reunida recientemente en La Rioja, donde también se trató la atípica situación del mercado interno argentino en cuanto al consumo. En este aspecto, debe señalarse que, mientras en el resto del mundo la relación de consumo entre tintos y blancos es de 60 a 40, en la Argentina las cifras determinan que se consumen 80 litros de tinto por cada 20 de blancos.

De allí que se haya pensado en una estrategia destinada a volver a instalar al vino como una bebida refrescante y no sólo como acompañamiento de las comidas. Si no se logra revertir esa situación, los vinos blancos perderán en su competencia con otras bebidas, como las cervezas o las gaseosas.

Los datos proporcionados por el estudio de mercado también resultan favorables en lo que hace al mercado externo, aspecto en el cual se indica que el vino argentino sigue teniendo expectativas más que favorables a nivel internacional, en razón de que mantiene su excelente relación calidad-precio y con posibilidades de cubrir los parámetros fijados por el plan estratégico en cuanto a alcanzar los 2 mil millones de dólares para 2020.

Siempre con miras al mercado externo, son positivas las conversaciones que se iniciaron en la Cancillería, con miras a fijar una posición respecto de los acuerdos bilaterales con la Unión Europea. Desde el sector vitivinícola se ha solicitado que podría concretarse un acuerdo bilateral entre la Argentina y la UE, quedando para más adelante -o dando un tiempo prudencial- aquellas actividades que podrían sufrir inconvenientes de competitividad, como la industria del calzado o los lácteos. Las posibilidades se amplían si se tiene en cuenta que Brasil es uno de los impulsores del acuerdo.

Mejorar las relaciones con la Unión Europea es fundamental, porque quedarán de lado muchos de los problemas que se plantearon con las trabas para-arancelarias que se impusieron en distintas épocas, a lo que debe sumarse que la reducción de aranceles para el ingreso a los países europeos, aumentará la competitividad de los vinos argentinos.

Todos esos aspectos se dan en un momento en que a nivel internacional está comenzando a revertirse la situación económica y que había provocado una retracción en el consumo, lo que amplía las posibilidades del vino argentino, que cuenta con los estudios correspondientes como para establecer una estrategia futura.

Sólo resta esperar que esas condiciones favorables sean complementadas con decisiones oficiales coherentes, que permitan a la industria seguir el camino trazado y no poner escollos a través de medidas intervencionistas que, como la historia lo demuestra, no le han hecho bien al sector.

Artículos relacionados

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

MAPA

Oficina

ArgentineWines.Com
Mariano Acha 2771 1430 CABA Argentina
Horario Lunes a Viernes: 10:00–17:00 hs (Hora argentina -3 GMT)

+54 911 54602722

VinoSub30

Enjoy Malbec

enjoymalbec

VinosPOP!