Perú: Vinos de calidad mundial

09/04/10
Fuente: Expreso – Perú | César Nureña.

PerúEl Perú, con el propósito de satisfacer una demanda mundial, viene produciendo clones de las plantas de vid de las más exquisitas variedades del mundo, como son: Cabernet Sauvignon, Sauvignon Blanc, Chardonnay, Malbec, Syrah, Tannat y Petit Verdot, venidas de Francia y que son cultivadas en los valles de Ica y producidas totalmente en nuestro país. Por suerte, la riqueza y capacidad de los viñedos del sur de nuestro país, situados al pie de los contrafuertes de la Cordillera de los Andes a 500 msnm y a más de 60 kilómetros de la costa, separados por el desierto sureño, con suelos francos, profundos y ricos en magnesio. A ellos se suma un clima desértico, con inviernos frescos a fríos sin riesgos de heladas y veranos especialmente soleados y calurosos, con gran amplitud térmica entre el día y la noche, fueron la base esencial para desarrollar estas finas variedades que fueron sembradas en el año 2003.

El secreto de la calidad del producto final, según Davide Solari, gerente de Marketing Sonmmelier de Santiago Queirolo, es el correcto manejo del cultivo, cosecha y poda que requieren estas calidades de uva en el viñedo, que es un ambiente absolutamente natural y que depende del clima, de la cantidad de luz, de sol, de la diferencia del día y la noche, que preferiblemente no llueva, entre otros exigentes y delicados aspectos que manejan un selecto grupo de peruanos oriundos de la zona que han sido capacitados por expertos internacionales en estos procesos.
Intipalka que en el idioma quechua significa Valle del Sol, es el nombre de esta nueva y fina variedad de vinos auténticos en Cabernet Sauvignon, Sauvignon Blanc, Chardonnay, Malbec, Syrah, Tannat, y en reserva Malbec/Merlot, Cabernet Sauvignon/Syrah, Cabernet Sauvignon/Petit Verdot, que hay en el mercado desde hace unos meses, y que permite a los conocedores y consumidores de vinos importados contar ahora con un vino peruano auténtico y franco en sus exactas notas originales, sostiene el experto.
Solari nos cuenta que para lograr el producto antes la fermentación se realizaba en tanques de cemento y en grandes toneles de madera, que no permitía controlar las temperaturas de fermentación que son muy importantes para la extracción de colores, aromas y calidad de vinos. Hoy se fermenta la uva en tanques de acero inoxidable con una capacidad de 50 mil litros y desarrolla todos los procesos de manera estandarizada que garantizan calidad y franqueza del producto.
El vino Intipalka descansa seis meses en barrica y una vez embotellado pasa a un reposo de seis meses más, por el cual cumple con todos los procedimientos y cuidados que se aplican en otras partes del mundo, sostuvo.
La primera cosecha no vinificable se dio en el 2007, la vid demora entre tres y cuatro años para dar su primera cosecha y ésta no es necesariamente vinificable como ocurrió en este caso. Recién en el 2008 se dio la primera cosecha y salió al mercado en agosto del año pasado, ya que demoran los procesos de fermentación entre otros.

http://www.expreso.com.pe/edicion/index.php?option=com_content&task=view&id=95044&Itemid=81

COMMENTS