Productores de Alvear quedaron conformes con la ayuda oficial

27/01/09
Fuente: Diario Los Andes | Gonzalo Villatoro – Especial para Los Andes

El ministro de Gobierno, Mario Adaro, anunció la llegada de subsidios nacionales de $200 por trabajador para mantener el empleo y de $ 300 a $ 500 para «recuperación productiva». La granizada del 24 y 31 de diciembre en General Alvear destruyó amplias zonas productivas. Con la única intención de aquietar los ánimos de los agricultores damnificados por la piedra del 24 y 31 de diciembre, la visita de Mario Adaro, ministro de Gobierno, a General Alvear cosechó buenos frutos …

A diferencia de lo ocurrido el jueves con la misión del ministerio de la Producción, Guillermo Migliozzi, en esta oportunidad desde el sector productivo reconocieron que «vamos por buen camino» si bien no demoraron en aclarar «sabemos que no alcanza y que esto es un paliativo, pero antes era el seguro y nada más y ahora al menos hay algo más», expresó Carlos Achetoni.

«Es una de las cosas que hemos venido trabajando», añadió José Luis Matellanes de la Cámara de Comercio.

Ayer la comitiva oficial encabezada por el ministro político de Jaque y el gabinete municipal mantuvieron una extensa charla con representantes de los agricultores y empresarios de la zona.

Con fondos provenientes del ministerio de Trabajo de la Nación, se trabajó en la implementación del plan de sostenimiento de empleo que implicará una ayuda de $ 200 por trabajador en el caso de propiedades particulares, donde se incluye al dueño de la finca «en muchos casos son ellos su propia mano de obra», dijo el ministro, como así también, el programa de recuperación productiva destinado a las empresas con un aporte de entre $ 300 y $ 500 por empleado.

«Aquí son mayores los números porque la estructura de costos es mayor» acotó. En todos los casos el compromiso del sector agroindustrial es «no realizar despidos», subrayó Adaro.

«No estamos conformes del todo. Sabemos que esta ayuda no alcanza, pero igual aceptamos lo que viene y después pelearemos por más», dijo Juan Chilzuck, un productor de la zona.

Los programas

En primera instancia se acordó realizar un relevamiento para clarificar cuántas personas serán los beneficiarios. Esta tarea comenzará hoy y culminará el viernes.

Los planes para sostener el trabajo agrario estarán divididos en dos ámbitos. El plan de sostenimiento del empleo está destinado a los propietarios que a su vez trabajan la finca como así también a los obreros. El aporte es de $ 200 mensuales que se depositan directamente en una caja de ahorro del beneficiario.

En este sentido, la solicitud que presentaron los agricultores fue que el beneficio sea para una persona cada 5 hectáreas. Dentro del plan ingresarán los productores con una extensión de tierra que no supere las 25 hectáreas y que hayan sufrido daños mayores al 90% de la producción por el granizo.

En tanto que uno de los requisitos implícito que conlleva el programa es que «si la situación mejora, por ejemplo para el año que viene, los productores tiene que mantener en regla a sus obreros. No puede ser que para recibir la ayuda declaren que tiene a cargo tanto personal y después cuando salen a flote desaparezcan», aclaró Adaro.

Por su parte, el programa de recuperación productiva dará por empleado un aporte que irá de $300 a $500, según el tipo de empresa. En ambos casos, la obligación primordial para el empleador es una: evitar los despidos.

A estos planes se suma la compensación por contingencia climática (ex seguro agrícola) que estará disponible durante la última semana de febrero y los primeros días de marzo, donde en promedio la ayuda al productor será de $1.250 por hectáreas con 100% de daño. La tasación estará concluida durante la primera quincena de febrero.

En cuanto a la entrega de agroquímicos, a partir de hoy el municipio estará en condiciones de comenzar la distribución. Alejandro Gutiérrez, titular de la secretaría de Desarrollo de la Municipalidad, informó que la demora estuvo centrada en la falta de stock de las empresas. Y ratificó que hoy inician la entrega de los productos.

Mientras que la reconstrucción del aparato productivo es una misión que quedará en manos de una comisión de emergencia encabezada por el INTA. La idea es formular un proyecto que sea «sustentable en el tiempo, asegure el trabajo y por supuesto que sea rentable», dijo Carlos Parera, director Regional del INTA.

COMMENTS