Rafael Squassini: Tenemos que agudizar mucho la creatividad

04/06/13
Fuente: Vinos y Buen Vivir y Diario UNO | Gustavo Flores Bazán y Federico Lancia.

Rafael SquassiniRafael Squassini es el director comercial de Bodega Dante Robino. Cree que con la exportación estancada, la inflación creciente y el mercado interno desacelerado, se pierde competitividad, poniendo en peligro a muchas bodegas, sobre todo a las pequeñas. Le gusta definir a sus vinos como “amigables”.

Rafael Squassini es el director comercial de la bodega Dante Robino, una empresa familiar que desde 1982 se dedica a la vitivinicultura cuando adquirió la bodega y comenzó una nueva etapa, especialmente enfocada en la calidad de sus vinos y en particular también la elaboración de espumantes.

Considera que la industria está pasando un momento difícil y que a veces trasmite un mensaje demasiado optimista. Pero a pesar de ello, sostiene que las metas de la empresa son a largo plazo y que se mantienen de generación en generación. Foto: Squassini (46) es casado y tiene 2 hijos. Se graduó como licenciado en marketing y reside en Buenos Aires, aunque gran parte de su tiempo lo lleva en Mendoza.

-¿Cuál es el estilo de los vinos que buscan la bodega?

-Nosotros llevamos en el ADN la defensa de la tipicidad, estamos convencidos de que cada terruño nos da una uva en particular, con sus condiciones especiales y características propias de cada cepa. En lo particular, nosotros creemos en vinos con menos madera, estamos en la línea del Nuevo Mundo, buscamos vinos amigables donde se destaque mucho la fruta. Por eso me gusta decir que somos una bodega amigable. Esto no quiere decir que no tenemos vinos complejos o con estructura, pero esto se puede lograr de manera amigable al mismo tiempo. Por ahí los vinos simples logran la mayor expresión.

-Son una bodega exportadora, en este sentido se sienten representantes del estilo del vino argentino en el mundo?

-En el caso del Malbec sin ninguna duda. Ahora hay que decir que la diferenciación de Argentina está en la diversidad. El país tiene muchas zonas geográficas, terruños, tipos de uva y esa es una de nuestras fortalezas. Si bien nos conocen mucho por el Malbec, que fue la cepa que hizo que Argentina explote en el mundo, creo que el desafío a largo plazo es que vamos a tener que hacer otro tipo de cosas.

-¿Qué otras cepa considera que tiene buen potencial para acompañar al Malbec?

-Nosotros desde hace tiempo que venimos trabajando con la Bonarda, que era una uva olvidada en el mundo. Hoy mucho se habla como varietal pero es una variedad que está en la historia argentina como vino de corte y que de a poco está tomando más protagonismo. Para nosotros es una uva que tiene un potencial muy grande, por eso venimos investigando desde hace tiempo con las uvas de nuestra finca de la Zona Este, en Santa Rosa, a la cual considero una de las mejores regiones para la Bobarda en todo el país. Me parece que a mediano plazo va a dar algo muy bueno como está dando el Malbec, y además es algo distinto a otras cepas muy buenas pero que se encuentran en otras partes del mundo.

-¿Cómo han afrontado la pérdida de competitividad que atraviesa la industria vitivinícola?

-Creo que es un momento en que hay que agudizar mucho la creatividad. Si tengo que hacer una crítica como industria es que damos siempre un mensaje muy positivo como que está todo bien. Hoy tenemos la exportación estancada, con una inflación importante en los costos que nos hace perder competitividad. Por otro lado, tenemos un mercado interno que se está desacelerando en volumen y en donde la rentabilidad se está perdiendo por distintos factores. Esto además pone en peligro algo que fue un atributo de la industria, que es la cantidad de empresas que tenía la vitivinicultura, que al pasar por un momento no tan atractivo, genera que hay empresas que están concentrando el negocio del vino. Esto es una alerta para la industria, que si bien es un proceso que no se puede evitar, hay que estar muy despierto para seguir por un camino en forma indeclinable sobre todo para las pequeñas y medianas empresas, como la nuestra.

-¿Cómo ha evaluado la última vendimia?

-Tuvimos una cosecha con muy buena sanidad que nos ha dado muy buenos caldos. Creo que vamos a seguir evolucionando y vamos a dar un salto cualitativo este año, con resultados muy positivos. Ahora tenemos que esperar que evolucionen los vinos y ver cuál va a ser la cepa que va a brillar.

-Ustedes son una de las bodegas importantes en cuanto a elaboración de espumantes, uno de los segmento de mayor crecimiento en la industria. ¿Qué considera que hay que hacer para seguir desarrollando el consumo?

-El mundo del espumante es el 10% respecto del vino del vino, pero tanto en el mercado externo como interno se está redescubriendo la potencialidad que tiene esta categoría, que no sólo es un fenómeno en Argentina sino en todo el mundo, en sus distintas variables. A veces desde la industria racionalizamos demasiado el consumo y lo que tenemos que hacer es acercarnos a la gente. Nosotros tenemos que descubrir los códigos y hábitos de consumo para que la gente entienda y nos elija y no al revés. No tenemos que pararnos en la sabiduría que tiene el vino para que la gente lo compre. El consumidor al espumante lo sigue llamando champan…

-El consumo de espumantes en la noche ha sido importante…

-Ha pasado algo muy interesante con el espumante y es que ha ocupado un espacio que el vino no podía: el divertimento nocturno. El espumante va muy bien en la noche, es una bebida refrescante, alegre y que invita a compartir con amigos. Esto reactivó mucho el consumo de vinos blancos, que dentro de los vinos tranquilos sólo representan el 10% del volumen. Con lo cual esto es un negocio interesante para la industria, pero además nos ha acercado a la gente joven, siempre hablando de un consumo moderado e inteligente. Pero esto ha generado una movida muy interesante y se ha posicionado en un espacio que sólo era de la cerveza, el fernet y otras bebidas blancas. Hoy el espumante pasa a ser una de las bebidas importantes en la noche. Esto además le da un gran futuro, porque estamos construyendo sobe las nuevas generaciones.

-¿Cómo le resulta la mezcla con otras bebidas y energizantes?

-Nosotros no comunicamos la mezcla pero jamás yo invalidaría a un consumidor, que es una persona madura e inteligente. Nosotros somos una bodega amigable, por ello dejamos que el consumidor sepa cómo quiere combinar cada bebida. Nosotros le podemos recomendar pero después la decisión es de cada uno.

Artículos relacionados

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

MAPA

Contacto

ArgentineWines.Com
Concurso VinoSub30
VinoSub30 Hackaton
Acha Club
daniel@argentinewines.com
tel. 011.4574.3292
cel. 011.5460.2722
Hangouts daniellopezroca@gmail.com

Concurso

Concurso VinoSub30

Enjoy Malbec

enjoymalbec

Wine Hackaton

VinoSub30 Hackaton