Reconocen al enólogo de Catena como uno de los más influyentes

14/06/13
Fuente: Diario Los Andes | María Soledad González.

Alejandro VigilLa prestigiosa revista Decanter (británica) incluyó a Alejandro Vigil -principal especialista del Grupo- dentro de una lista de profesionales a tener en cuenta dentro del mundo del vino 2013. Destacaron el trabajo que hace como viticultor de zonas extremas.

En la edición de julio de la revista Decanter, Alejandro Vigil, fue incluido en la lista de las personalidades más influyentes del mundo del vino.

El winemaker del grupo Catena Zapata, integra la «Decanter Power list 2013» y la revista lo destacó en la sección «Ones to Watch», como a una de las figuras a los que hay que «mirar».

Textualmente, Decanter, señala: «Alejandro Vigil, enólogo pionero de la bodega mendocina Catena Zapata, es un incansable explorador de zonas extremas para el cultivo de la vid en Argentina. Alejandro es uno de los enólogos sudamericanos más destacados internacionalmente».

En la publicación británica, esta sección es compartida junto con otros referentes como: Antonio Galloni, Daniel Johnnes, Eduard Moueix y el periodista chileno, Patricio Tapia.

Estudiar el suelo

Vigil contó que se enteró de que formaba parte de la lista cuando recibieron la edición papel de la revista.

«Ha sido una sorpresa muy agradable. Pienso que es un reconocimiento a una generación de gente que está trabajando y estudiando para poder desarrollar el concepto de terroir en Sudamérica», expresó el especialista que hoy cumple 40 años.

En su descripción, Decanter destaca su trabajo en regiones extremas. Sobre sobre este punto Vigil indicó que «aunque no es un práctica que recomiendo para los productores porque podés perder mucho dinero, trabajar en estas zonas te permite descubrir algo nuevo».

Según su visión, se trata de algo que «nos va a dar la posibilidad de colocar a los vinos de Argentina en el cúspide de la pirámide de precio y calidad».

Sin duda, el desafío de la nueva generación de enólogos argentinos que triunfan en el mundo ha sido lograr un sistema de identificación geográfica que les permita desarrollar vinos de acuerdo con la expresión de la tierra.

No obstante, Vigil, sostiene que un modelo a la francesa, que incluya el cerrojo de una denominación de origen, no es algo en lo que se deba enfilar los esfuerzos. Y recalcó: «Apuntar a una denominación de origen es un modelo que no permite la diversidad ya que presenta reglas estrictas que termina homogeneizado los resultados».

El enólogo del grupo Catena, en cambio, sugiere que se debe buscar un sistema de identificación geográfica que delimite, regiones, subregiones y hasta parajes, pero «sin entrar en un modelo en donde tengas que seguir determinadas reglas».

El destacado técnico, sostiene que aunque el Malbec es la punta de lanza en el exterior, ya se están logrando, desde hace una década, excelentes resultados en variedades como Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc y Chardonnay.

La base del éxito

Respecto de su desempeño laboral, Vigil asegura que la base de su éxito reside en que tanto él como otros técnicos de su generación, son primero consumidores de vino, antes que hacedores.

«Otro punto a tener en cuenta, es que nuestro piso, con el trabajo realizado por la generación de los enólogos que teníamos delante, fue muy elevado», describió. Y en tercer lugar, el winemaker cree que «los enólogos estamos dejando los libros de enología tradicional de lado y los hemos cambiado por otros libros».

En este sentido, explicó que hay literatura que «te abre la cabeza» y ayuda a dudar de todo, ver cosas nuevas y no dar nada por preestablecido. «Esto te abre la curiosidad y te deja planteados interrogantes. En la vitivinicultura todo puede cambiar», resumió.

COMMENTS