Rematan inmuebles y maquinarias de la bodega Gargantini

29/04/10
Fuente: Diario Los Andes | Gabriela Balls.

GargantiniLa subasta se hará en Buenos Aires el 14 de mayo. El ejecutor será el Banco Ciudad. Son inmuebles y lotes por casi $ 4 millones. Cinco importantes inmuebles y 37 lotes de diferentes tipos de bienes, como herramientas y maquinarias, de la emblemática firma mendocina Bodegas y Viñedos Gargantini serán rematados el 14 de mayo en Buenos Aires. Bajo la carátula de «quiebra» dispuesto por el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial 24/48, el Banco Ciudad será el ejecutor directo de esta operación que se realizará en la sucursal de la calle Esmeralda al 660 (en el 6to piso) de Capital Federal a las 11 de la mañana.

Sobre una base total de casi $ 4 millones, los inmuebles que serán rematados poseen un valor muy importante para la vitivinícola actual e inigualable, en cuanto al valor histórico y fundacional de esta industria.

El inmueble que de base presenta el valor más importante de la subasta, alrededor de $ 2,7 millones, se trata de una finca llamada Florida del Medio que tiene varias construcciones tales como un local comercial, varias casas, un taller de mantenimiento, un quiosco, tinglados y un ex comedor de los empleados en una superficie total de 247 hectáreas. Está ubicada entre las calles Galigneana, Florida y Unión del distrito La Libertad en el departamento de Rivadavia.

Además, en el paraje Florida del distrito Los Campamentos, también de Rivadavia, se pondrá a la venta un conjunto de bodegas dedicadas a diferentes producciones varietales. Poseen una pileta de agua y usina hidroeléctrica.

Esta propiedad tiene como valor base $ 1,1 millón. Dicha infraestructura está compuesta por una bodega para vino espumante y también hay espacio cultivado. Este terreno de 32 hectáreas contiene otras construcciones tales como cuatro casas, un edificio de maternidad y galpones.

Otra finca llamada La Elvira situada en el mismo distrito de Los Campamentos, con plantaciones de olivos y varias construcciones, compone el tercer inmueble en remate. Tiene un valor de base de $ 70 mil y una superficie de 4 hectáreas. En este terreno se halla la escuela Bautista Gerónimo Gargantini y la capilla Nuestra Señora del Olivo.

Asimismo, una tercera finca llamada El Ramblón de 100 hectáreas, es otra de las propiedades a subastar. En esta superficie hay porciones de terreno incultas pero también tiene plantaciones de vides y una casa en estado de abandono. Está ubicada en el departamento de Santa Rosa, en las calles III, IV y VII del barrio La Libertad. El valor de base es $ 60 mil.

El último de los inmuebles es una fracción de terreno situada en la ruta Provincial 62 considerado como un terreno baldío. El valor de base es de $ 9.500.

A este conjunto de inmuebles hay que agregarle dos lotes de bienes muebles que también serán rematados y que están en estas propiedades. Así, hay una infinidad de objetos y hasta rodados que podrán ser adquiridos.

En el primer lote que pertenece a la finca Florida del Medio hay una gran variedad de elementos de la vitivinicultura. Tanques metálicos, toneles de roble, llenadora de botellas, etiquetadora, encorchadora, máquinas lavadoras de botellas y damajuanas, cintas transportadoras, máquinas líneas de champán, cepilladora, escurridora, equipo refrigerante, entre otros, estarán dispuestos a la venta. Pero también habrá muebles, rodados para trabajo del campo como tractores y diversos utensilios.

El Banco Ciudad comunicó a este medio que se realizará una exhibición el 11 de mayo de los objetos e inmuebles que se rematarán. Como toda subasta, las condiciones de venta serán al contado y al mejor postor. Requerirán una seña del 30% y una comisión del 10% más IVA.

Parte de la historia fundacional de la vitivinicultura

La historia de la familia Gargantini tiene cerca de 120 años dedicados a la pasión de la vitivinicultura. El patriarca de la familia, Bautista Gerónimo Gargantini, llegó de Suiza a las tierras mendocinas y por el año 1896 se asoció con Juan Giol y formaron una sociedad que se llamó Colina de Oro. Esta firma lo llevó a sentar las bases de la actividad en la provincia y fundar una empresa que ya en 1911 se ubicaba entre las mayores productoras del mundo.

En 1899, había comenzado a producir vino que vendían bajo la exitosa marca de Cabeza de Toro con la que llegaron a producir 420 mil hectolitros. Sólo había una empresa de California que los superaba. En la primera década de 1900, los socios habían comprado una importante finca en Rivadavia y en Maipú.

En poco tiempo, su hijo, Bautista se hizo cargo de la empresa y fundó el sello que hasta ahora se conserva: Bodegas y Viñedos Gargantini. Este hombre fue un visionario que apostó a la máxima calidad y la experiencia de los grandes de la vitivinicultura. Ya por 1948 trajo técnicos franceses para elaborar el champán.

La bodega fue creciendo y llegaron a elaborar vinos como Colina de Oro, Florida, Russel, Eminencia e Inefable y el clásico Gargantini. Sus descendientes, nietos y bisnietos continuaron durante el siglo XX con la actividad bodeguera. Hasta 1981 que muchas de las propiedades fueron vendidas. En la actualidad, dos bisnietas continuaron con el desafío de la firma Bodega Familia Gargantini SA.

http://www.losandes.com.ar/notas/2010/4/29/economia-486768.asp

COMMENTS