San Rafael: Casa Bianchi avanza con preparativos para recibir a Cristina

20/10/2011
Fuente: Diario San Rafael.

CristinaAyer informamos que la gente de Bodega Valentín Bianchi prepara todo para recibir a la presidente Cristina Fernández de Kirchner el próximo 10 de noviembre en la inauguración de su nueva planta de fraccionamiento del Alto de Las Paredes. La noticia, como era de esperar, tuvo múltiples repercusiones y disparó varias especulaciones. Pero lo cierto es que ha habido contactos que permiten anticipar que, salvo algún imprevisto de último momento, la Presidente ya tendría incluido en su agenda el viaje a San Rafael donde, en principio, permanecerá solamente un par de horas. Lo que no está del todo confirmado es que la visita presidencial coincida con la inauguración del edificio de la nueva terminal de ómnibus que se llama Néstor Kirchner, y en este sentido ha habido contactos a nivel protocolar entre la Casa Rosada y la Municipalidad local. Pese a que para esa fecha ya habrá pasado la incógnita electoral, y nadie sacará provecho de la visita en ese aspecto, todavía no hay demasiada información al respecto.

De todos modos, la invitación está cursada y es altamente probable que sea aceptada, aunque por una cuestión de no desairar a nadie, estas visitas no se confirman con demasiada anticipación.

Hay sí, una serie de exigencias previas que cumplir por la sencilla razón de que los tiempos no dan para esos preparativos que suelen llevar jornadas enteras de trabajo, como levantar un escenario y preparar el entorno del acto, además de ajustar cada detalle del protocolo.

Además, la fecha original del evento era el 2 de noviembre y se pospuso para el 10 a fin de adecuarlo a la agenda presidencial.

Por eso, aunque en el gobierno provincial no sepan nada como difundieron ayer, que en el municipal no se hable del tema por una cuestión de discreción, y la misma empresa guarde absoluta reserva por una cuestión de respeto, es casi un hecho que Bodega Bianchi será anfitriona de una visita presidencial.

Además, como el clima político ya se habrá distendido bastante, nadie pondrá reparos a la hora de compartir el festejo.

COMMENTS