Sé infiel… a tu vino de siempre

12/12/11
Fuente: RaqueLíquida Blog.

sc3a9-infiel[1]Casi agotando el año, rememorando lo bueno y lo malo y haciendo nuevos propósitos para el 2012, os propongo saltaros vuestras propias normas, cruzar la línea… pecar… ser infieles… y disfrutar sin límites de lo desconocido.

Foto: Cuando uno descubre un vino que le gusta, por fortuna, nadie le obliga a que sea “para siempre”…Es verlo, o pensar que lo tengo cerca, y empiezo a sonreír. Me encanta, porque me proporciona un placer cotidiano, la satisfacción de saber hasta dónde puedo confiar en él, el gusto de rememorar buenos momentos a su lado. Le debo muchas sonrisas, muchas ansias saciadas gracias a su cercanía, buenísimos recuerdos que no serían tales sin él. Lo conozco, lo he ido conociendo poco a poco y sé que no me falla, que siempre me da lo que necesito cuando lo busco. Y sabría describir perfectamente su color, cómo se mueve, cómo huele, cómo sabe y hasta dónde me ha marcado su recuerdo. Pero a pesar de nuestra lealtad mutua, voy a serle infiel. Quiero descubrir si me llenarán otros sabores, si puedo hablar otros idiomas o si el placer al lado de otros será el mismo, o habrá matices distintos. Me apetece probar. Quiero ser infiel a mi vino de siempre.

Y no solo eso. Me proclamo firme seguidora de la infidelidad. En el vino, eso sí. No hablo de desterrar para siempre a ese amigo embotellado que ya conocemos y que, cuando tenemos que quedar bien en una reunión o comida, nos acompaña y sabemos que no nos fallará. Hablo de no ceñirse a uno solo. En el vino, hablando metafóricamente, hay que ser un poco “pendón”, picotear uno, otro, una zona, una marca, otra, un tipo de vino… y entretenerse al máximo con cada uno. ¿Qué no queremos volver a “llamarlo” o tener otra cita con él? No passsa naaaaaaaaaada, hay mil vinos sueltos por ahí esperando que nos fijemos en ellos.

La monogamia, por tanto, no es la mejor opción cuando se trata de vino. Y esta recomendación podría hacerse extensiva los cócteles (yo soy fan del Cosmopolitan, por ejemplo, pero de vez en cuando una copita recomendada por el barman para ponerle los cuernos a mi combinado me descubre sabores nuevos que me encantan) o a los destilados (sí, os encanta el Gin&Tonic o vuestro ron añejo de siempre, pero, ¿por qué no un buen brandy añejado con una rodaja de naranja, o un combinado de tequila? ¿qué puede pasar por el flirteo con otras sensaciones?). Uno puede ser fiel a su riojita o su ribera, a su champagne o a su borgoña, pero descubrirá nuevos mundos cuando se salga de la rutina y descorche un buen tinto de mencía del Bierzo, de syrah de Castilla- La Mancha o un atípico y casi desconocido vino de bobal, que los hay de Albacete o Manchuela. O cuando se decida de una vez a adentrarse y dejarse empapar por un jerez o un vino de Montilla, o un toscano, o un vino del Douro. Os aseguro que la experiencia no os dejará en absoluto sentimiento de culpa. Al contrario, puede enseñaros a apreciar nuevos sabores y dar una perspectiva a vuestro vino des siempre que sin estos rollitos de una noche no tendríais. Más que traición, será un aprendizaje del que jamás sentiréis culpa. Tened amantes en el vino y dejaos mojar por líquidos diferentes, excitantes, desconocidos que solo quieren que los agotéis, que los bebáis hasta el final de la copa.

Sed infieles, promiscuos, adúlteros… y pecad con otros vinos.

Tagged with:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

MAPA

Contacto

ArgentineWines.Com
Concurso VinoSub30
VinoSub30 Hackaton
Acha Club
daniel@argentinewines.com
cel. 011.5460.2722

Concurso

Enjoy Malbec

enjoymalbec

Wine Hackaton