Si se puede, a dormir al Plaza. Y si no, a la plaza

01/08/10
Fuente: Leo Malbec Blog | Leo Dal Maso.

Voy a tomar!
Voy a tomarme
Voy a tomarme un tubo, de Scotch.

Pero no!
Mejor me tomo, 8 onzas!
No nonononnono no no no!
Mejor me clavo 8 onzas!

Amigos, gente linda, camaradas, como os senteis? Como os encontrais en este mes de frío, de traiciones, mentiras, desilusiones y festejos de dádivas que primerean las obligaciones de la ley?

Oka, no paso todo eso en este solo mes, pero pasa que me colgué en escribir y se acumularon cositas. Mentiras,

escándalos, ilusiones, frustraciones, más mentiras, más escándalos, resfrío, curaciones alternativas a base de Chivas 12 y Tafirol y, no es poco, falta de ideas.

Pero cuando la imaginación no aporta, hay que ponerle el ojo a la realidad, que siempre ayuda.

Así que acepte la invitación a la vertical de Angélica Zapata Malbec y Chardonnay.

Y como la única verdad es la realidad, no queda mucha más tela para cortar.

“Si se puede, a dormir al Plaza. Y si no, a la plaza!”

La cata era en la cava del Plaza Hotel/Marriot Plaza Hotel (A. d C./D. d C.) previa reunión en el bar.

Si nunca entraron al bar del Plaza, les anticipo 2 cosas:

a) El pasado y el presente no están necesariamente en sintonía.

b) Te hundís en los sillones de cuero al punto de pedir una grúa para poder pararte.

Como fue mi primera vez, no solo me llamaron la atención los contrastes, también fui chupado por uno de esos sillones traicioneros cual Jabulani en cancha húmeda.

Para acceder a la cava hay que pasar por pasillos de no más de 1,50mts de altura, ergo, no es para cualquiera y menos para los que no escupen el vino…

Abajo, en la cava, nos esperaba Alejandro Vigil, enólogo jefe de Catena Zapata y Alejandro Sejanovich, director de viñedos.

“no me gusta hablar de la evolucion de los vinos en una cata vertical porque siempre se los termina comparando y esto es un error porque son vinos distintos”

okey, todo bien. Marca la cancha cuando quieras…

arrancamos con los Chardonnay 2ooo, 2003 y 2oo6.

2000, 12 meses de roble francés de 1er uso, 100%.

la verdad es muy bueno poder probar vinos blancos argentinos de 10 años de guarda, que estén vivos, que evolucionen y que estén a la altura de las expectativas.

Tonos verdosos, en un dorado pálido, casi perlado. Brillo intacto.

Profundo y complejo en nariz, frutal (mango, mandarina) y especiado (junto a lo frutal me quedaba como un chutney).

Franco, cítricos y pera, manteca, largo prolongado. Raro en boca, se destacaban al mismo tiempo el volumen y la estructura por encima de la acidez, todo amalgamado por ese aspecto licoroso que lucía orgulloso.

“lo licoroso viene del battonage, y la nitidez de aromas y texturas viene de arreglarse con las levaduras indígenas, a costa de correr riesgos, claro…”

Parece que trabajar con levaduras indígenas y no clarificar trae buenos resultados.

2003, otro palo.

“probamos un montón de Chardonnays de la borgoña, siguiendo este estilo, hasta que nos dijimos, y si hay un poco de botrytis en la uva, qué? Quién nos va a retar?”

“¿Y cuando empezaron a tener este tipo de ideas?”

“cuando empezamos a probar vinos de Sauternes…”

(…mis influencias son Floyd, The Stoogies, Jobim, Zepelin y Piazzola. Y Twister Sister y Titanic, claro.)

“¿entonces?”

“hasta un 8% de botrytis me estiro, le da complejidad, elegancia y genera cambios enológicos importantes. Fermenta en barricas y tarda unos 6 meses en terminar la fermentación”

parco, intenso y mineral, tanto en nariz como en boca. Tan solo algo de pimienta blanca.

Hasta el minuto 40. en el 41 se abre.

Epa! El equilibrio que se generaba entre lo untuoso y el amargor del final se mantiene cuando desaparece el amargor y la expresividad cítrica se hace presente.

El largo es largo.

Que hayan usado solo uvas de Gualtallary y sumado algunos clones distintos, creo que no es del interés de nadie.

2006, 16 meses de roble francés al 100%, 1er uso solo el 40%, Gualtallary.

Especias (comino).

Ataque voluminoso; intenso, picante, áspero y contundente como un tinto. El mas largo de los 3, con un final (acá vienen mis incoherencias) alcohólico mas no ardiente. (Dany, te lo dije, escribir no es lo mio)

¿de donde sale este vino, que nada tiene que ver con los anteriores?

“del mismo lugar, pero siempre se aprenden cosas, se mejora, se experimenta. Acá dejamos de agregar tartárico para corregir la acidez. ¿como? Dejamos de cosechar tarde. ¿por qué? Porque se pierde más de lo que se gana, no perdés acidez total, pero perdés acidez láctica, perdés elegancia, te expones a oxidaciones prematuras. Y aparte utilizamos 24 tonelerías distintas, inclusive barricas de acacia, que al ser más porosa aumenta la oxidación y genera más complejidad.”

la cinta Riberito, la cinta…

será que para obtener lo que casi únicamente encontramos en vinos europeos habría que dejar de vinificar como hacen la mayoría de las bodegas del nuevo mundo? Quizás sea traspolar demasiado, pero puede ser una punta para reducir los costos de los insumos, aunque sea del tartárico que se le agrega al 99% de los vinos argentinos para que mantengan la frescura pos-maloláctica.

“el vino es tinto, Malbec y con gusto a madera” vinotequero contemporáneo.

Los Malbec fueron 1995, 2000 y 2005.

1995

“mira que quedan pocas cajas”

“nooo! Me quiero morir, y después que añada va a venir?

“la 97. ni idea, llega dentro de poco, cuando se acaba la 95”

“entonces mandame 6 cajones”

brillo normal.

alcohólico, frutado, toque de almizcle (brett); en ese orden.

corto y contundente como el uppercut al mentón que tenia Tyson.

+30% de sangría, 14 meses en roble francés, 60% 1er uso. Lunlunta, +80 años.

“escuchame pelotudo! Vos mandaste comprar 6 cajones de Angélica Malbec?!!! como mierda querés que los pague? Eh?”

“es que me pareció una gran inversión”

“inversión!!?? ahora hay que venderlo y hacerlo plata, que inversión???”

Arguibel, Wine, Food & Art, septiembre 2001.

bueno Héctor, quedamos a mano, ni el vino está como yo me imaginaba ni vos vendiste el vino de manera inteligente.

2000

mezcla de viñedos vinificados por separados (Lunlunta, Gualtallary y Altamira), poca sangría.

brillo regular.

parco en nariz, algo de alcohol al principio (como en los 3) y fruta más luego. Caramelo y almizcle (un toque de brett cuasi cavernoso).

ataque seco; medio picante, el volumen y los taninos se destaca y equilibran entre sí mientras sinergizan (así se escribe? existe?) al vino. Franco. Largo prolongado.

2005

200% de roble francés de 1er uso, sin sangría, selección de racimos en el viñedo, fermentado en barricas horizontales y verticales.

brillo alto.

fruta! Sin complejidad, tan solo contundencia.

el volumen y la estructura pelean una batalla bizantina, donde el único ganador es el equilibrio táctil.

hierbas, fruta y caramelo.

Sanguchito, vinito, fotito, tarjetitas, chaucitos.

Qué quedó?

Quedo un enólogo con una personalidad arrolladora, a veces simpático, a veces arrogante.

Siempre hiper profesional, siempre con el conocimiento a disposición de quien quiera escuchar.

Una cata sin vinos que me volaran la peluca pero bien necesaria. ¿por qué? Porque es muy importante que las bodegas-locomtora de un país vitivinícola como el nuestro respalden la imagen del vino argentino no solo con etiquetas, si no también con botellas.

Debo reconcer que por prejuicios propios, siempre me genera más empatía una bodega mediana o chica que una grande, pero es justo reconocer que las bodegas grandes (je, claro, no todas) invierten en tecnología que a la larga se hace accesible a la mayoría, que capacitan personal que hoy puede manejar maquinaria del siglo XXII en Catena pero mañana puede ser la piedra fundamental en un viñedo de Entre Ríos, que invierten en I+D y de esa data muchos se fortalecen.

Este evento me hizo rememorar situaciones laborales y personales ocurridas una década atrás, o sea que tuvo un valor emocional importante.

Quizás lo bueno de los vinos sea eso, que cuando los volvés a probar un tiempo después, te recuerden momentos, personas y sensaciones.

Espero que en 12 años, si tengo la suerte de volver a probar algunos de estos vinos, me acuerde de este momento tan desagradable y, a la distancia, pueda brindar por la salud, el bienestar y el porvenir del Diego.

Artículos relacionados

1 Comment

  1. Winedart agosto 3 2010 at 7:00 PM

    Estimado Sommelier,

    Veo en Ud. a un joven y entusiasta profesional, que puede entender que no necesariamente todo tiempo pasado fue mejor.
    Aplaudo su honestidad y admiro su coraje a veces rayano con la ingenuidad.
    Un auténtico Sommelier lado B como le gusta autodefinirse.
    Polémico aunque antimediático.
    Solo un dato de cada 10 vinos que se venden unos cuantos (como 6 o 7)son tintos…malbec…con madera… el consumidor no se equivoca no sea pretensioso

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

MAPA

Contacto

ArgentineWines.Com
Concurso VinoSub30
VinoSub30 Hackaton
Acha Club
daniel@argentinewines.com
cel. 011.5460.2722

Concurso

Enjoy Malbec

enjoymalbec

Wine Hackaton