Siete tintos best buy para un asado dominguero

15/05/11
Fuente: La Mañana de Neuquén | Joaquín Hidalgo.

Asado La Mañana de NeuquénEl asado es un infaltable del fin de semana. En esta nota recomendamos algunas de las mejores etiquetas en cada rango de precio y varietal. Cuáles son buenos Cabernet Sauvignon, Malbec, Syrah y Merlot a la hora de encender el fuego.

«Puede fallar», decía un conocido ilusionista antes de hacer sus trucos. Y tratándose del caso del pronóstico meteorológico ¿qué decir? Según los especialistas del cielo, este domingo será un día despejado y templado, ideal para encender un fuego al mediodía, llenarse una copa de vino y hacer un asado de esos en los que la sobremesa se junta con las masitas a media tarde.

Nos encomendamos a los hombres de ciencia y –con un día de anticipación, esto se escribe un sábado por la tarde, hay que aclarar- nos arriesgamos a recomendar un puñado de tintos para el asado de hoy. Y si no se dan las circunstancias meteorológicas, al menos nos queda Tusan para ofrecer una disculpa.

Rodas Malbec 2010 ($15). En la góndola de los accesibles, los varietales de Rodas –son 12, como los apóstoles- son una isla, tal y como su nombre lo indica. Claro que hay islas desiertas como las que siempre dibuja Quino, y también están las paradisíacas all inclusive. Este Malbec entra en el segundo grupo. Es frutal y fácil de beber, con el paso suelto y ligeramente refrescante, ni más ni menos. Su precio colabora mucho a la hora de hacer las compras en el supermercado.

Michel Torino Colección Malbec 2010 ($16). Bodega La Rosa entiende bien cómo es el negocio de ofrecer buena relación entre calidad y precio. Y si usted ya conocía el Tannat -una especialidad de la casa- ahora conviene avanzar un paso en el porfolio y probar este Malbec: sencillamente frutal, ligero y de cuerpo medio. Claro que así son los vinos de este segmento, con el plus, en este caso, de una muy buena disponibilidad en todos los canales. Para un multitudinario asado de amigos, es una muy buena opción.

Tracia Cabernet Sauvignon 2010 ($17,5). Atento con este vino, que es un desconocido en la góndola porque es relativamente nuevo. Pronto estará en boca de todos, por su inmejorable desempeño: es bien frutal, tiene el paso fluido y envolvente, y consigue que el final de boca sea jugoso y atractivo. Está elaborado en San Juan, por Finca El Enlace, una bodega que piensa sus vinos buscando la mejor relación entre calidad y precio desde el viñedo. Cómprelo, que dará que hablar en el asado.

Estancia Mendoza Syrah 2010 ($17). La primera reacción que causa este vino es desconcierto: cómo puede ser que cueste menos de 20 pesos si parece, claramente, de 25 o más. Y ese es todo su secreto, una relación entre calidad y precio muy a favor suyo. La gente de Estancia Mendoza eso lo maneja a la perfección y trabaja sus líneas en ese sentido. De todos sus tintos, por lejos, el Syrah es la mejor opción.

Callia Reserve Malbec 2008 ($25). Si para el consumidor Callia es sinónimo de buenos vinos a precio de amigo, es hora de saltar un escalón y probar su línea Reserve –que salió a la venta el año pasado- y comprobar que la ecuación se renueva en esta gama. Es un Malbec con boca carnosa, de andar fluido y suave, en el que la madera es un buen condimento.

Kaiken Cabernet Sauvignon 2009 ($45). La filial local de la famosa Casa Montes (chilena), desembarcó de lleno en el mercado doméstico el año pasado con el relanzamiento de su gama de vinos varietales. El mejor, por lejos, es este Cabernet Sauvignon que seduce con una nariz bien frutada y una boca jugosa, ideal para el paladar asadero. Quien quiera darse un gusto, en esta etiqueta encontrará lo que busca.

Saurus Merlot 2008 ($45). ¿Un Merlot para un asado? ¿No era que el Cabernet era el mejor? A menos que creamos que hay un solo tipo de paladar, no. Este varietal de Familia Schroeder es perfecto para acompañar carnes asadas, básicamente porque tiene una boca bien frutal, de paso ligero y andar elegante. Esa es su principal virtud: refresca y da sabor, antes que imponerse al paladar. No es poca cosa. Ya verá.

COMMENTS