The Germany Diaries: ProWein, un viaje sensorial

29/03/14
Fuente: Agustina de Alba.

prowein11[1]Julien-¿Dónde estas? ¿Te encuentro en Grecia a las 11.30 am?

Yo- Estoy en Moldavia. No llego a las 11.30 am. ¿Nos vemos en Hungria?

Parecería que estamos dando la vuelta al mundo, no? En cierta parte si, uno siente que viaja de un país a otro, de un variedad a otra, de un suelo a otro…

Pero en un momento, en medio de la vorágine de Prowein me puse a pensar, si alguien lee estos
mensajes de afuera parecería que estamos dando la vuelta al mundo en un cohete… pero no, esto es parte de transportarte a través del vino…. En un viaje sensorial.

Cuando cursaba la carrera, lo primero que te decían es que existen 3 ferias importantes a nivel mundial:Vinexpo (Burdeos, Francia), ProWein (Dusseldorf, Alemania) y Vinitaly (Verona, Italia) entre otras. Donde podias ir como visitante y probar gran variedad de vinos a nivel mundial (a excepción de Vinitaly que hace foco en vinos italianos). Básicamente, las ferias están divididas por países, y dentro de cada país , están los stands que son atendidos por los propios enólogos o propietarios de bodegas donde uno como vistante va con su copita y prueba los vinos que desea.

Imagínense, “el sueño del pibe”. Yo soñaba con poder visitarlas a las tres. A Vinexpo fui dos veces, recuerdo la primera vez:  tenia 21 años y fui sola, entre a la feria y me sentía abrumada, miles de timatkinpersonas, miles de vinos, miles de pabellones, sentía que caminaba sin sentido, y claro… me acercaba a los stands con la ilusión de probar los grandes vinos del mundo (pobre de mi, yo me imaginaba probando Mouton Rothschild, Sassicaia, Romanee Conti y bueno… eso no sucedió, menos si no sos alguien reconocido a nivel mundial). Así fue que me encontré dando vueltas sin sentido, sin que me presten atención y regresando al pabellón de Argentina buscando sentirme como en casa.

Tiempo después, trabajando en Aramburu, Gonzalo me dice, ¿porque no te vas a vinexpo? Me gustaría regalarte el pasaje.

Obviamente que la idea fue alucinante, además se termino convirtiendo en un viaje de dos meses, del cual el primero me la pase recorriendo regiones francesas pero cuando llego el turno de Vinexpo estaba aterrada, le decía a amiga, e´ppa que Bacanalquizás era mejor no ir, que no se hasta que punto esas ferias servían…

Fuimos igual pero esta vez con la suerte de que un amigo mio, sommelier del famoso chef francés Alain Ducasse, nos armo la agenda, nos llevo de la mano a cada lugar. Esta segunda vez fue excelente, probamos los grandes vinos, nos invitaron a las cenas post Vinexpo, y anduvimos de aquí para allá en lugares soñados.

Bueno, llegó el tiempo de ProWein. Estaba vez la feria la encaraba sola. Si bien iba con mi amiga Lucila, ella iba a estar en su stand y yo probando vinos. Creo que aprendí a disfrutar las ferias! Bueno, dicen que la tercera es la vencida. Aprendí, por ejemplo, que obtener la acreditación de prensa es de gran ayuda, y este año me sumé como columnista a la Revista Bacanal. Entre otras cosas, también aprendí que si conseguís el programa de la feria y sus productores con dos meses de anticipación, focalizás en los países y/o productores que querés visitar, no te sentís tan perdido. Que si contactas a los productores/bodegas de antemano para que te den cita en la feria, ellos te esperan con los brazos abiertos.

Aprendí que los grandes vinos pueden ser de cualquier parte del mundo, y no solo los mas famosos o mas caros y que uno siempre se sorprende (hasta de los vinos de 7 euros). Con todo ordenado, organizado, me propuse despertarme 6.30 am todos los días, ir con mi amiga primeras, llegábamos a las 8 y la feria abria a las 9, tomarnos un café  y arrancar el día con todo. Me estudié los mapas de los pabellones, como caminar menos entre pabellón y pabellón, y focalice donde quise.

¿Suena perfecto, no?

Bueno, nada es perfecto. El primer día, llegue vi semejante feria y estuve al borde del bobazo (como diría mi amiga Barby) vi todo eso, la cantidad de productores y solo pensaba en todo lo que NO iba a llegar a probar, lo que no iba a aprender, lo que me iba a perder, porque realmente la feria es inmensa.

A las horas, me relajé, disfruté, aprendí… como pez en el agua!

20140325_134743

Con winemaker Cornelius Donnhoff de Bodega Donnhoff. Elaboran 80% de Riesling en sus diversos estilos, desde secos a TBA de 9 viñedos diferentes.

Tagged with:

Artículos relacionados

2 Comments

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

MAPA

Contacto

ArgentineWines.Com
Concurso VinoSub30
VinoSub30 Hackaton
Acha Club
daniel@argentinewines.com
cel. 011.5460.2722

Concurso

Enjoy Malbec

enjoymalbec

Wine Hackaton