Todo listo para que el vino como Bebida Nacional se convierta en ley

02/06/13
Fuente: Los Andes | Miguel Ángel Flores.

bebida nacionalEsperan que el uso obligatorio en etiquetas de la leyenda y su categorización como alimento ayuden a la promoción. En el sector entienden que el miércoles el Senado podría aprobarla por unanimidad. Pasaron 2 años y medio desde que la presidenta Cristina Fernández firmó el decreto que declara al vino como Bebida Nacional argentina. Ahora, la declaración puede convertirse en ley si, como se espera, el miércoles 5 el Senado de la Nación aprueba definitivamente la norma que ya tiene media sanción de la Cámara baja, un paso que implicará la generalización del uso de la leyenda y el isologo identificatorio en todos los vinos hechos en el país, que además serán reconocidos como un alimento y hasta podrán asociarse a su origen específico.

Hay señales orientadas al resultado esperado de su tratamiento en el recinto: de hecho, algunos legisladores nacionales como Adolfo Bermejo y Laura Montero convocaron a directivos de las distintas cámaras empresarias para que estén presentes ese día en el Congreso.

Advierten que está todo dado para que la ley se sancione por unanimidad, con apoyo de San Juan, Salta y Río Negro, de acuerdo al dictamen de mayoría firmado hace 3 semanas en la Comisión de Agricultura y Ganadería.

Con el aval oficial logrado en el decreto del 24 de noviembre de 2010, tres meses después la declaración Vino Argentino Bebida Nacional ya había estrenado su propio logo. Lo único que, hoy por hoy, puede resultar lo más discutido de parte de la industria por la obligatoriedad de su uso en las etiquetas de todos los vinos, sea cual fuere su mercado.

Es que cuando a fines de 2012 obtuvo media sanción de Diputados, algunas voces de la industria, sobre todo en representación de bodegas exportadoras, se alzaron en contra.

Para Sergio Villanueva, director ejecutivo del Fondo Vitivinícola y gerente de la UVA, “la ley es para todos, pero seguramente se tendrán en cuenta cuestiones estéticas”.

Villanueva valora que, con la ley en vigencia, el vino pase a considerarse un alimento en vez de bebida alcohólica, un punto saliente del proyecto. Cabe recordar que en 2009 la industria debió argumentar así ante el Comfer para excluir al vino de la prohibición impuesta a la publicidad de productos con alcohol.

El INV deberá reglamentar la futura ley. Eso significa la inclusión del isologo, pero también permitir el uso de un texto equivalente de la expresión, una abreviatura y hasta del código QR para celulares. Por ahora, la leyenda Vino Argentino Bebida Nacional debutó con la categoría Turista.

“El propósito es ser lo más amplio posible para lograr una marca global y que el mensaje llegue. Por eso estamos analizando hasta una paleta de colores para elegir”, añade el presidente del INV, Guillermo García.

Zonificación y promoción

Otro diferencial que aportará la ley es avanzar en un rasgo que refuerce la identidad como bebida nacional desde su terruño de origen: la zonificación.

En el artículo 3 se refiere a la definición de regiones y subregiones, que a priori se aprecia por lo que puede significar como valor agregado para el vino e incluso para diferenciar al mosto pese a ser un commodity.

Se estima que desarrollarla en cada caso tendrá un costo promedio de $ 60 mil, puesto que implica estudios de suelos y otros tantos referidos al clima regional y la relación altura-calidad, en un trabajo conjunto entre el INTA y el Instituto que también involucrará su articulación con las IG (Indicación Geográfica) y las DOC (Denominación de Origen Controlada).

Por eso, según García, “habrá que fijar prioridades para achicar costos. Sin dudas será importante contar con apoyo privado”.

Para el vino argentino Bebida Nacional, la promoción externa ya empezó y, según los planes oficiales, se profundizará. De hecho, desde principios de 2012 se despacharon un promedio de 30 cajas de nueve botellas por envío a 15 embajadas argentinas de todo el mundo para su difusión en eventos consulares. El próximo destino será China y el objetivo es, aseguran las autoridades, lograr “un envío mensual”.

“La ley permitirá profundizar y garantizar la imagen y presencia del vino argentino en todo evento nacional o internacional con presencia oficial del país, a efectos de fortalecer el posicionamiento del vino argentino en el exterior”, resalta el senador Bermejo, quien tras la media sanción de Diputados a fines de 2012 se había comprometido a que el proyecto fuera “ley en 2013”.

COMMENTS