Tres tendencias fuertes que ganan la góndola de los vinos

24/09/13
Fuente: Bien Jugoso Blog | Joaquín Hidalgo.

copas[1]Este año se consolidaron algunos estilos que venían asomando en la góndola como tendencias de mediano plazo. En esta nota te recomiendo qué etiquetas probar para conoceros.

¿Hacia dónde se encamina la góndola de vinos en materia de estilos y sabores? Es una buena pregunta. Buena y no muy sencilla de responder desde el lugar de un consumidor que bebe una botella a la semana de un puñado de marcas.

Si se realiza el ejercicio de catar muchos vinos -sólo el último mes probé 400 etiquetas- la visión se agranda y uno empieza a ver que pasan cosas nuevas. Cosas, que año a año migran desde la periferia hacia el corazón del mercado. Un ejemplo: si hace tres años, en esta misma columna, publicamos que se notaba un incipiente movimiento hacia vinos menos corpulentos y más refrescantes, hoy esa tendencia se consolidó y emerge un estilo cordial de tintos que alcanza varios niveles de precio. Pero no es la única tendencia que cobró fuerza. Para conocer al menos tres de los movimientos más importantes a nivel gustativo en la góndola, conviene leer los puntos que siguen. Y probar los vinos que recomiendo en cada uno de ellos.

El factor dulce. Es interesante lo que sucede con este asunto. Porque si bien es cierto que se consideran mejores a los vinos secos, cada año aparecen más vinos con un porcentaje creciente de azúcar. Todo empezó con los tardíos, pero decantó luego hacia vinos dulces naturales y ahora hacia una nueva gama de tintos que son furor en Estados Unidos, conocidos “soft reds”, y que ya están aquí: acaba de lanzarse al mercado Esperado de Callia (2012, $40), por ejemplo, un tinto con paladar dulce, pensado para cautivar al consumidor que se formó bebiendo gaseosas. Pero hay otros ejemplos. Dadá 1, 2 y 3 (todos 2012, $40) tienen un paladar levemente edulcorado; mientras que Norton trabaja en el lanzamiento de un Cosecha Tardía Tinto. Y a ellos hay que sumarle los nuevos espumantes que llegaron a la góndola. Ya que los principales lanzamientos del último año son burbujas dulces: Cruzat lanzó un Demi Sec ($84), Familia Schroeder presenta ahora su Deseado Rosé ($70) y, lo más importante como líder del negocio, Chandon le puso todas las fichas a Délice ($76), su espumoso dulce. Cualquiera sea el caso, una cosa es segura: el azúcar en el vino es algo que le encanta al consumidor. Así lo leen las bodegas y apuestan por el factor dulce como anzuelo a la hora de conseguir nuevos bebedores.

Vino ligeros. Otra de las tendencias que se consolidaron en la góndola es la búsqueda de la ligereza. La razón hay que buscarla un cambio de paradigma para el vino. Mientras que hace una década era importante hacer tintos serios y profundos para impresionar a la crítica sesuda, hoy la cosa está más cerca de hacer vinos fáciles de beber, que funcionen como una bebida en la mesa. En ese sentido, hay todo un pelotón de etiquetas –ahora especialmente en la alta gama- que dan cuenta de este vuelco hacia un paladar cordial. Para probar algunos ejemplares, incluso en variedades que uno no se lo espera, conviene apuntarle a: Altos Las Hormigas Clásico Malbec (2012, $80), Trapiche Fond de Cave Malbec (2012, $56) cuyo cambio es notable, Zorzal Field Blend Malbec Cabernet (2011, $225), Ciclos Iconos (2010, $130), entre muchos otros.

Cortes novedosos. Parte de esa apertura estilística hacia vinos de paladar más sutiles se debe a la incorporación de nuevos varietales como componente de vinos tintos. Por ejemplo, cortes de Malbec y Cabernet Franc como H.J.Fabre (2010, $99) y Atrevida Blend (2011, $175), que aligeran el paso. También el Petit Verdot suma cierto protagonismo, abriendo la aromática de los vinos, con ejemplos como Ramanegra Blend (2011, $130) o Dieter Meier Puro Corte (2011, $74) que lo incluyen. Y en noviembre llega al mercado en la línea Alta Vista Atemporal un corte 2012 de Malbec y Touriga Nacional–una cepa portuguesa de la que hay muy pocas hectáreas plantadas en nuestro país- que alcanza buena delicadeza de paladar. No son las únicas etiquetas, claro. Sí las más novedosas, que representan nuevas exploraciones gustativas y aportan una nuevos sabores y texturas a la paleta ya existente.

Esta nota fue publicada en La Mañana de Neuquén el domingo 22 de septiembre de 2013

Tagged with:

Artículos relacionados

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

MAPA

Contacto

ArgentineWines.Com
Concurso VinoSub30
VinoSub30 Hackaton
Acha Club
daniel@argentinewines.com
tel. 011.4574.3292
cel. 011.5460.2722
Hangouts daniellopezroca@gmail.com

Concurso

Concurso VinoSub30

Enjoy Malbec

enjoymalbec

Wine Hackaton

VinoSub30 Hackaton