Trivento abre sus puertas al turismo

TriventoConcientes del auge que ha cobrado el enoturismo en los últimos años en Mendoza, y con el énfasis puesto en el servicio, como filosofía de trabajo, Trivento Bodegas y Viñedos concreta un anhelado objetivo: abrir las puertas de su casa al público en general. Para celebrar tan importante proyecto, la empresa realizó una fiesta en el Espacio de Arte, recientemente inaugurado. Directivos, gerentes y equipo de trabajo de la firma recibieron a más de 250 invitados, agradecieron su presencia y compartieron con ellos este acontecimiento.

Durante el acto formal, que dio comienzo al festejo, Mónica Caamaño -gerente de Marketing- comentó acerca del logro alcanzado: “Hoy estamos comenzando un nuevo ciclo en la vida de Trivento. Abrir nuestra casa a las visitas y al turismo es un sueño que venimos gestando hace ya mucho tiempo. Trabajamos duro en el diseño, la construcción y la gestión de todos los aspectos que conciernen a la recepción de un turista. En este camino, hemos crecido y madurado como empresa”.
En tanto, Rodrigo Lemos –jefe de Turismo y responsable del área- remarcó los atributos de los servicios en los que Trivento pone total atención. “Queremos brindar experiencias que perduren en el recuerdo de nuestros visitantes. Nos basamos en tres ítems fundamentales: la educación, la calidez y la diferenciación”.

La propuesta turística de la empresa, tras una fuerte inversión en infraestructura de alrededor de $ 1.350.000, consta de una completa visita por sus instalaciones, con la guía y acompañamiento de profesionales bilingües especializados.
A lo largo del circuito –de aproximadamente una hora de duración- se destaca, entre otros sectores, el paso por la sala de barricas, conocida también como “Sala de los presidentes”. En el lugar en el que reposan 4.000 barricas de roble francés y americano. El espacio recibió ese nombre luego de que los mandatarios de Argentina y Chile, Néstor Kirchner y Michelle Bachelet, firmaran en Trivento el acuerdo para construir el tren trasandino, en septiembre de 2006.
El recorrido llega a su fin en la antesala de la bodega de vinos de alta gama, donde se encuentran el Espacio de arte y la Sala de degustación. Allí, y de acuerdo al gusto e interés, el visitante podrá elegir entre tres opciones, pensadas especialmente para su deleite:
– Zonda: degustación de tres vinos de la línea Trivento Reserve.
– Polar: degustación de tres vinos de las líneas Amado Sur, Trivento Colección Fincas y Trivento Golden Reserve.

COMMENTS