Uruguay: Acreditación del Inavi sitúa mejor a los vinos uruguayos en el mundo

19.08.2011
Fuente: El Observador Uruguay | Juan Samuelle.

vitivinicultura_209693[1]El logro le brinda al consumidor garantías sobre la calidad del producto. La acreditación del Laboratorio de Análisis del Instituto Nacional de Vitivinicultura (Inavi) según la norma internacional ISO/IEC 17025 –concretada el miércoles pasado en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP)– es “una herramienta que suma garantías a la calidad del producto” y “un diferencial en la región”, enfatizó el presidente del Inavi, el enólogo José Lez. Ese laboratorio se acreditó como laboratorio de ensayo para los análisis de relaciones isotópicas del oxígeno y carbono, métodos de alta tecnología analítica para la comprobación de la composición de vinos, se explicó. Fue avalado por la International Organization for Standardization (ISO) e International Electrotechnical Comisión (IEC), organismos internacionales de normalización de alto prestigio mundial. Foto: La vitivinicultura uruguaya obtuvo un buen reconocimiento. El Observador.

Lez citó que esto le asegura al consumidor “la calidad del producto final”, contribuye a que “el consumo de vino sea identificado como un alimento” y promueve que sea “el destaque de nuestro país y un producto de referencia”.

También agradeció al equipo de trabajo encabezado por la química Graciela Gil, jefa del laboratorio, “una trabajadora incansable”, y subrayó el trabajo “tan exigente” del organismo acreditador en el Inavi, “haciendo una auditoría muy profunda”.

Luego destacó el apoyo a su gestión por parte del ministro Tabaré Aguerre y le agradeció por poder oficializar esta acreditación en la sede del MGAP, un logro que es consecuencia de un trabajo que se inició en la anterior administración, bajo la presidencia del enólogo Ricardo Calvo (algo que también destacó Aguerre).

“Tenemos una visión del Inavi: que no sólo esté certificado el laboratorio, queremos que la calidad se muestre en cada una de las secciones del instituto”, remarcó Lez, quien dijo que “generamos productos y servicios y eso tiene que tener un respaldo de calidad”.

Aguerre explicó con paciencia que la vitivinicultura básicamente atendió el mercado interno, no obstante afirmó que para crecer hay que fortalecer la exportación y que ésta acreditación es clave porque “la calidad hay que construirla, tenerla, demostrarla y certificarla por procedimientos creíbles por los consumidores”.

“Como es difícil confiar en gente que uno no conoce, para eso existen las certificadoras; si hablamos de venderle a gente que está del otro lado del mundo cosas como las que estamos definiendo hoy –aludiendo a la acreditación del laboratorio– son escenciales”, destacó el ministro.

Aguerre reflexionó que si no crece la inserción en los mercados internacionales habrá un sector “estancado en la producción o decreciendo”, pues el mercado interno no le permitirá la competitividad necesaria para seguir creciendo, “el mercado interno hoy es determinante, pero el futuro está en desarrollar el externo”.

En ese marco, agregó que “el vino que se exporte con el logo Uruguay tendrá que tener los controles de calidad necesarios y suficientes para que no se ponga en riesgo algo más importante que la marca de esa bodega, que es la marca país”, dijo el ministro.

Finalmente, elogió el trabajo conjunto de la Unidad de Asuntos Internacionales del MGAP y las bodegas exportadoras.

Además de Aguerre, Lez y Gil participó en este acto la química Liliana Somma por el Organismo Uruguayo de Acreditación.

Imagen país.

Tabaré Aguerre destacó el valor del vino “como instrumento de comunicación de la imagen país”. Dijo que el vino tiene potencialidad para vender un producto y a la hora de ayudar a vender la imagen de un país. Añadió que Uruguay produce la mejor carne, el mejor arroz y los mejores lácteos del mundo, “pero difícilmente cuando están en la mesa de los consumidores la identificación entre el producto y un país es constatable”, cosa que sí logra una botella de vino: “el consumidor disfruta el vino e identifica al país y eso es una gran oportunidad, pero también una gran responsabilidad”.

Mirar hacia afuera.

El 5% del vino, el 70% de los lácteos y el 95% del arroz se exporta y en todos los casos hay que exportar más para crecer, afirmó Aguerre.

COMMENTS