Valorar el trabajo y el ambiente

25/01/12
Fuente: Clarín | Ollas & Sartenes | Corchos & Botellas.

Vinecol-organico-filososfia-vidaVinecol nació con todas las luces prendidas. La idea fue hacer una bodega especializada en vinos orgánicos dirigida de manera especial a la exportación y matizada por el cuidado artesanal en todo su proceso.

Lo comenta Pablo Dessel, su director comercial, y agrega que la agricultura orgánica es una filosofía de vida que va más allá de evitar los químicos. Se trata de buscar el equilibrio y asumir una responsabilidad social con respecto a la comunidad: “Esto se sintetiza en tres conceptos básicos: agricultura sustentable, producción orgánica certificada y buenas condiciones de trabajo para nuestros empleados.” Entre los méritos de la bodega se inscribe un reconocimiento reciente: acaba de ser distinguida por la Fundación Fortaleza, que se ocupa de premiar a las empresas que adoptan métodos basados en el respeto al trabajo y al medio ambiente.

“Podemos decir que el medio ambiente es una de nuestras preocupaciones fundamentales. Nos enorgullecemos de la huerta orgánica que instalamos en nuestro predio, destinada a los trabajadores de la planta, que son 20 en total. Está cuidada y mantenida por ellos, que para su alimentación diaria consumen lo que cultivan.” También se siguió un plan de forestación que abarcará 10.000 álamos, que actúan como barrera natural contra los fuertes vientos, habituales en la región, que pueden afectar a los viñedos.

Caracterizados con diferentes etiquetas –Santa Irene ($24), Vinecol ($30), Vinecol Oak reserve ($55) y Médanos ($36), más el espumante Médanos Extra Brut ($60), Vinecol traspasó cómodamente nuestras fronteras. Y además de encontrarse en restaurantes y vinerías de la Argentina, se distribuye en un amplio espectro que incluye 17 países de América, Europa y Oriente.

D.C.

COMMENTS