Venta de vino orgánico se afianza en el ámbito global

21/06/09
Fuente: Diario Uno | Luis Gregorio | Foto: Diario Uno

n6f1[1]Alemania es el primer comprador de vino orgánico argentino, un producto que atrae cada vez más a compradores extranjeros, lo que así quedó demostrado por el seminario y ronda de negocios que se realizó esta semana en Mendoza. El mayor importador germano de vino orgánico es la firma Riegel Weinimport, que vende unos 8 millones de botellas anuales principalmente en el mercado alemán, aunque también comercializa una parte de sus productos en Suiza, Austria, Dinamarca y Holanda. “La oferta argentina es interesante”, indicó Georg Jakubetz, enólogo y representante de la firma en la ronda de negocios de vino orgánico, la primera que se realiza en el país.

“De Argentina compramos 50.000 botellas al año y a granel el equivalente a la mitad de la cantidad de embotellado”, explicó Jakubetz, mientras se interesaba en la Enoteca por los productos que se presentaron. “Nuestro proveedor principal es Familia Zuccardi”, indicó Jakubetz, quien dijo que con el vino a granel elaboran en Alemania dos líneas de producción. El varietal adquirido es predominantemente Malbec.

Jakubetz expresó que lo orgánico tiene buena aceptación en Alemania, que el año pasado movilizó 5.000 millones de euros en adquisición de productos de este tipo. “Todavía no hay mucha precisión acerca de la comercialización de cada uno de los alimentos. El vino está en alza, pero sigue siendo para un público determinado”, explicó.

La onda ecológica es la que impulsa el auge del vino orgánico y advirtió en ese sentido acerca de los productos argentinos. “En el sur de Alemania hay preferencia por los vinos italianos, franceses y españoles, por una cuestión de distancia. La denominada huella del carbono es una contra para los vinos de aquí, pero eso no sucede tanto en el norte alemán”, expresó. “De cualquier forma, la imagen ecológica de los vinos argentinos es buena”, afirmó.

El seminario y ronda de negocios comenzó el martes y se extendió hasta el jueves, organizados por ProMendoza y el programa Proargex, del Gobierno nacional. Participaron 30 bodegas, de los 40 emprendimientos orgánicos existentes en Argentina, en su mayoría en Mendoza, indicó Noris Rivarola, del sector Alimentos de ProMendoza.

“La mayor diferencia de los orgánicos en relación con el resto de los vinos es la concentración de sulfito”, expresó Mariana Suárez, quien es agrónoma y forma parte del sector de promoción de ProArgex.

Los vendedores argentinos se mostraron entusiasmados con la ronda de negocios, que les permitió mostrar sus vinos a compradores estadounidenses, alemanes, japoneses, brasileños e ingleses.

“El camino de la exportación es largo, pero ésta es una gran alternativa para acercarse a compradores”, señaló con entusiasmo el director comercial de Cavas de Chacras de Coria, Fernando Javier Festa, quien integra la cuarta generación de una familia dedicada a la vitivinicultura.

“El secreto de nuestro vino es que lo hacemos como lo elaboraba mi abuelo”, indicó con simpleza Festa, quien dijo que la firma exporta desde 1993 vinos orgánicos a Estados Unidos, Alemania e Inglaterra. El año pasado vendió 350.000 botellas de 34 variedades.

COMMENTS