Vinos de Salta para todos

07/07/11
Fuente: ABC del vino Blog | Daniel Rosa.

Foto-1[1]La Provincia de Salta organizó, a fines de junio, el IV Salón del Vino de Altura, pensado para promocionar los vinos del Norte. El evento se hizo en el Hotel Marriott Plaza, del barrio de Retiro. Si bien había que pedir las entradas en la Casa de Salta, éstas eran gratuitas, hecho que permitió que gente que muy pocas veces tiene la posibilidad de probar vinos de muy buena calidad, también pudiera colgarse sus mejores pilchas para hacerlo en un salón muy pituco. Así que si te la perdiste y te gustaría por un rato darte aires de James Bond agendátelo para el año que viene (y rezá para que la vuelvan a hacer de esta manera). Pero eso sí, preparate para bancarte una ola de gente como vos, ya que a la hora pico se recontra llenó de bebedores.

¿Qué puedo decir de los vinos que probé? Que estaban riquísimos y que descubrí bodegas desconocidas para los no especialistas, con botellas a precios accesibles (siempre hablando de la relación precio-calidad), pero los premios se los llevan la atención y buena predisposición de la gente que atendía los stands, como los de Domingo Molina, Tierra Colorada y El Porvenir de los Andes, entre otros (no quiero hacer diferencias, pero son los 3 stands con los que más me paré a charlar).

Ahora paso a contarles la nota de color de la feria: como se realizaba en un salón tan pintoresco, traté de no desentonar y me calcé una camisa blanca, aunque tendría que haberme avivado de antemano al ver a los colegas, como el cuervo Adrián y Fernando Musumeci Wines (muchos alias, no busquemos sus prontuarios) que los veo siempre de ropa oscura. El chiste fue que un par de señoras desesperadas por llenar sus copas con vino de la bodega El Porvenir que reposaba en un decantador, chocaron entre sí precipitando sus tintos sobre mi pálida camisa. La pobre se convirtió inmediatamente en un cuadro de manchas, por lo que recibió miles de comentarios de los que pasaban a mi alrededor tales como “principiante… ¿cómo se te ocurre venir de blanco?”, “se toma por el pico y no por la camisa”, “¿quién te viste, Cruella de Vil?” y algunas cosa más, así que no me quedó otra que ir al guardarropas, calzarme el saco y seguir la velada. Dejo registro fotográfico.

Salute!

COMMENTS