Vinos rodantes

12/12/14
Fuente: InMendoza.com | Cosmopolita | Andrea Calderón.

Mendozitos

Bajo el concepto nómade de los food trucks, Los Mendozitos se proponen revolucionar las calles brasileras con su empresa de degustación y comercialización vitivinícola.

Los Mendozitos cierran un 2014 a puro crecimiento: el proyecto, surgido por iniciativa de un mendocino y dos brasileros, prendió tan fuerte en la ciudad de San Pablo que tuvieron que expandir la propuesta y al food truckinicial con el que dieron vida al emprendimiento le sumaron otras seis unidades rodantes. El mendocino Ariel Kogan -ingeniero industrial y consultor orientado a la sustentabilidad- y sus socios brasileros Danilo Janjacomo -publicista y director creativo- y André Fischer -periodista y productor cultural-, dieron forma a un bar móvil que ofrece al público en ferias y sitios concurridos copas de vino y botellas de bodegas boutique de Mendoza de distintos varietales: por caso, Malbec, Bonarda, Cabernet, Tempranillo, Torrontés, Sauvignon Blanc o espumantes, entre una amplia aunque selecta oferta de nuestra bebida nacional.

mendozitos

Durante su primera y reciente visita a la provincia, con motivo de la realización del Primer Festival de Food Trucks que tuvo lugar en noviembre en el Parque General San Martín, los jóvenes emprendedores firmaron un convenio con el Ministerio de Turismo local para utilizar los trailers como unidades de promoción turística que circulan por San Pablo -en Vila Madalena, Jardins o Moema- y en Río -en Ipanema, Leblon, Lagoa o Copacabana-. “Yo quería trabajar con vinos de bodegas chicas, familiares y de producción orgánica de Mendoza, poco conocidos en el mercado brasilero. Mis socios apuntaban a la comida de calle con vinos, un movimiento creciente y promisorio en Brasil y en el mundo. Juntando las intenciones surgió Los Mendozitos”, escribe Ariel, radicado en el país vecino desde hace seis años.

mendozitos

Esta novedosa vidriera, que recibió la visita de la Reina Nacional de la Vendimia -Sofía Haudet- en setiembre, cuenta también con la participación de Tania Kogan, hermana de Ariel y responsable de generar los vínculos comerciales con las bodegas. Es así como cada integrante de esta movida creciente aporta su trabajo durante el proceso hasta el día en que las puertas se abren para recibir al público curioso por conocer y degustar el vino mendocino en plazas, rutas gastronómicas y alrededores de museos. Con una estética tan cuidada como vintage e información que es puesta al servicio de la clientela, para los días de calor la propuesta son los tragos con vinos o el énfasis puesto en los blancos, rosados y espumantes. “Ayudamos al cliente a encontrar el mejor vino para él, para eso le hacemos algunas preguntas y le explicamos las características de cada uno hasta llegar al producto adecuado. Nos gustaría brindar también información turística de la provincia ya que cada vez más gente lo pide”, señala Ariel.

Para conocer más de este emprendimiento: FB/Los Mendozitos o en Twitter e Instagram bajo el mismo nombre.

mendozitos

Cocinas ambulantes

Un food truck es básicamente un restaurante sobre ruedas que ofrece un determinado menú, a precios accesibles, con servicio rápido y paradas itinerantes en sitios estratégicos. Estos carritos gastronómicos son un boom a nivel mundial y marcan la tendencia de los últimos tiempos a la hora de comer y vivir una nueva experiencia. En Estados Unidos, la tradición es mucho más antigua: en 1861 el granjero de Texas Charles Goodnight instaló en un vagón un horno sueco en el que ofrecía comida para acompañar a los ganaderos durante sus traslados. En la actualidad televisiva, el fenómeno es ampliamente visibilizado por programas como Food Truck Revolution, Food Truck Wars o The Great Food Truck Race. A través de las redes sociales, muchos de ellos dejan saber a sus seguidores dónde es posible encontrarlos.

Experiencia en Mendoza 

El Parque General San Martín fue el lugar elegido para la primera edición del Festival Mendoza Food Trucks, que contó con opciones de platos tradicionales, gourmet, además de cervezas, vinos, aguas y gaseosas. El abanico de ofertas incluyó desde choripanes y panchos hasta crepes, shawarma, sándwiches, platos vegetarianos y alternativas dulces como ensalada de frutas y helados. La Fuente de los Continentes y El Rosedal fueron el punto de encuentro para probar las elaboraciones de los emprendedores locales que se suman a la tendencia.

COMMENTS