Wine Rock 2018: Al pan pan, y al vino rock (o al revés)

Wine Rock 2018: Al pan pan, y al vino rock (o al revés)

09/04/2018 – Clarin.com – Eduardo Slusarczuk 

Massacre, Coti Sorokin y Emmanuel Horvilleur fueron algunos de los que sumaron casi 12 horas de música en medio de los viñedos, en el paradisíaco paisaje del Valle de Uco y con el buen vino como aliado.

Hace tiempo que a los festivales de rock y pop se los intenta asociar a la idea de una “experiencia” que va más allá de las estrictas cuestiones musicales. Sin embargo, el juego a veces es apenas una trampa, y sólo en algunos casos la intención se verifica en la vida real.

Pues bien, en el caso del Wine Rock, el encuentro que alguna vez se gestó en la cabeza y la inspiración del enólogo Marcelo Pelleriti, y que se materializa desde hace ocho años entre los viñedos que producen la materia prima para los vinos de músicos del género como Juanchi Baleirón, Felipe Staiti, Coti Sorokin, Gilespi y Rano Sarbach -director artístico del Wine Rock-, y que tuvo una nueva edición el sábado, la categoría le cabe como anillo al dedo.

Wine Rock 2018. Los viñedos como escenario natural, música sobre el tablado y los Andes de fondo. Nada puede estar mal.

Wine Rock 2018. Los viñedos como escenario natural, música sobre el tablado y los Andes de fondo. Nada puede estar mal.

Es que todo comienza en esa transformación de la autopista que sale de la ciudad de Mendoza en autovía, primero, luego en una ruta de ida y vuelta, en un camino consolidado después, y finalmente en el de tierra que recorre un breve trayecto por parte de las 850 hectáreas del Clos de los siete, y que desemboca en la modernísima edificación de la bodega Monteviejo, donde las enormes barricas, barriles de roble y pequeñas salas con aires de laboratorio conviven con el arte en forma de pinturas, esculturas y, sobre todo, música.

Wine Rock 2018. Durante el bloque "mendocino" inicial, Lupus aportó una poderosa dosis de rock.

Wine Rock 2018. Durante el bloque “mendocino” inicial, Lupus aportó una poderosa dosis de rock.

En ese marco, sobre un enorme escenario dividido al medio, desde el mediodía y en una especie de bloque local, pasearon sus canciones Sebastián Garay, Samuel Aspe, Paula Neder, Javier Montalto y DeMata; rockearon fuerte y muy bien los Lupus; Maluko mostró su versatilidad como intérprete, que le permitió ir del blues al reggae, pasando por el rap y la canción propiamente dicha -una variedad que conspira en parte contra la creación de una atmósfera propia-, y The Cellars, la banda del dueño de casa, con una lista de covers que incluyó FankyEl viejoCiudad de pobres corazonesAdiós y unos cuantos más. Honor y gloria a los masters del rock de acá.

Wine Rock 2018. The Cellars, la banda del anfitrión, Marcelo Pelleriti, repasó clásicos del rock argentino.

Wine Rock 2018. The Cellars, la banda del anfitrión, Marcelo Pelleriti, repasó clásicos del rock argentino.

En un plan similar transcurrió la presentación de 4o. Espacio, la banda de Matías Camisani, Roy Paranoico, Dhani Ferrón y el chaqueño Gaby Améndola, un guitarrista y cantante que merece atención. Pero esta vez, el honor y gloria son para Luis Alberto Spinetta. Ana no duerme, con la voz de Iván Noble, El monstruo de la laguna y también, El gato de la calle negra, de Pappo.

Wine Rock 2018. 4o. Espacio fue parte del capítulo signado por los covers.

Wine Rock 2018. 4o. Espacio fue parte del capítulo signado por los covers.

Más covers con Rano Sarbach; Dead Flowers para empezar, y luego llegarían Adonde está la libertadRuta 66, con la voz de Déborah Dixon, y una zapada con Sarbach y Nico Bereciartúa, slide mediante, prendidos fuego.

Enfrente, las dos terrazas VIP montadas sobre las vides iban cubriéndose de público -en total fue de 3200 personas-, mientras copas y más copas se iban llenando de vinos de los más variados sabores. A un costado, la silueta de los Andes, pero antes, varios gazebos hacían de aula virtual para que enólogos de bodegas vecinas explicaran las bondades de sus creaciones y algunos secretos de la uva.

Wine Rock 2018. Rano Sarbach, su banda, con Nico Bereciartúa y la voz de Deborah Dixon para Ruta 66.

Wine Rock 2018. Rano Sarbach, su banda, con Nico Bereciartúa y la voz de Deborah Dixon para Ruta 66.

Desde el tablado, el combo Ferrón – Tito Losavio – Gustavo Spinetta acompañaba las disertaciones y catas con su propuesta y dejaban el terreno preparado para el Enanito Verde Felipe Staiti, uno de los que no puede faltar a la hora de armar una lista de los mejores guitarristas de estas tierras. Alguna balada, bastante rock and roll y un final a puro Lamento Boliviano, con un fantástico duelo/diálogo de Staiti con su heredero, Juan Pablo, que se las trae.

Wine Rock 2018. El Enanito Verde Felipe Staiti jugó de local en el escenario de la bodega Monteviejo.

Wine Rock 2018. El Enanito Verde Felipe Staiti jugó de local en el escenario de la bodega Monteviejo.

Los rosarinos Indios mantuvieron la mecha encendida con su pop-rockLucidezTu geografía y un repertorio de intensidad creciente, sostenido por el magnetismo de Joaquín Vitola y el correcto funcionamiento del grupo. Del otro lado de la pared,Iván Noble, guitarra en mano y acompañado por Rubén Casco en teclado, aportó el acusticazo de la tarde, y la formula funcionó. Un minuto antes de dejar de querertePerdido x perdidoOtro jueves cobarde, más Olivia Sapo de otro pozo con una pequeña ayudita de Juanchi Baleirón y amigos.

Wine Rock 2018. Indios aportó sangre nueva y su combo de pop rock, a media tarde.

Wine Rock 2018. Indios aportó sangre nueva y su combo de pop rock, a media tarde.

A esa altura, la tarde avanzaba, el sol se despedía detrás de la cordillera resaltando los picos, nevados para la ocasión, el frío se adueñaba del valle y las copas y más copas seguían ahí, en estado de brindis permanente.

Wine Rock 2018. Wine Rock 2018. Iván Noble fue el protagonista del "acusticazo" de la tarde, con Juanchi Baleirón como aliado.

Wine Rock 2018. Wine Rock 2018. Iván Noble fue el protagonista del “acusticazo” de la tarde, con Juanchi Baleirón como aliado. (Foto: Celeste Urreaga)

La cordillera, una sombra; el escenario, una usina de funk y soul administrada por el tándem Gilespi – Willy Crook, y motorizada por Sebastián Peyceré y Rafa Franceschelli, y en el “campo” el pulso bailable borró por completo el clima casi fogonero del Caballero de la Quema. Excelente prólogo para el capítulo protagonizado por Coti Sorokin, acompañado de una sólida banda y una sección de cuerdas al mando de Luna Sujatovich.

Antes que ver el sol, la bella Canción de adiósLuz de día50 horasOtra vez y, por supuesto, Nada fue un error; todo, o casi todo, coreado por buena parte del público, como certificación del poder del Coti autor para hacer canciones que “prenden”.

Wine Rock 2018. Vanthra, con Fernando Ruíz Díaz al mando, mostró la faceta más experimental del festival.

Wine Rock 2018. Vanthra, con Fernando Ruíz Díaz al mando, mostró la faceta más experimental del festival.

Recta final para Vanthra, el nuevo proyecto de Fernando Ruíz Díaz, quien en trío con Charlie Noguera en teclados, guitarra y bajo y ‘Pape’ Fioravanti planteó el segmento más “experimental” de la jornadaLa suma de nada y todoLa canción que faltabaCanción solaBailan los diablos, apenas un resumen de una lista en la que el bombo legüero de Pape marca el pulso, Noguera suma texturas y Ruíz Díaz va de atmósferas kingcrimsonianas a varios posibles futuros hits de su marca registrada.

Wine Rock 2018. A bailar que se viene el frío, fue la consigna de Emma Horvilleur, y logró su objetivo.

Wine Rock 2018. A bailar que se viene el frío, fue la consigna de Emma Horvilleur, y logró su objetivo. (Foto: Celeste Urreaga)

Para el enfrentar frío cuyano, que a cada minuto se hacía sentir con mayor intensidad, Emmanuel Horvilleur apostó a lo más caliente y bailable de su repertorio solista, y fue buen puente para que Massacre coronara la experiencia Wine Rock 2018 con un set que alternó 1 x 1 temas propios y covers. De un lado, Mi amiga soledadNiña DiosMuñeca roja y Plan B, entre otros; del otro, La excepción (Cerati), Ana no duerme (Spinetta), The One I Love (R.E.M.), Crua Chan (Sumo), con Gilespi y Crook -“pensándolo bien, acá arriba estamos Massacre, Sumo y Redonditos”, disparó Walas, siempre gran frontman-, y un cierre impecable con You Really Got Me (The Kinks) para la música, pero no para las copas.

Wine Rock 2018. Broche de oro para una jornada llena de música y sabores en el Valle de Uco, con Walas y Massacre.

Wine Rock 2018. Broche de oro para una jornada llena de música y sabores en el Valle de Uco, con Walas y Massacre. (Foto: celeste Urreaga)

Las copas siguieron llenándose por un buen rato más.

Tagged with:

Artículos relacionados

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

MAPA

Contacto

ArgentineWines.Com
Concurso VinoSub30
VinoSub30 Hackaton
Acha Club
daniel@argentinewines.com
cel. 011.5460.2722

Concurso

Enjoy Malbec

enjoymalbec

Wine Hackaton