Wow Wow Wow

El gran chef francés Joel Robuchon acaba de anunciar que no servirá más vinos franceses en sus restaurants porque los considera muy caros y sin la calidad suficiente. Algo equivalente sucedió recientemente en Portugal donde una de las más importantes bodegas locales anunció que estaba abandonando el uso de corchos naturales en favor de las tapas a rosca. Esta información dejó preocupada a la industria corchera portuguesa que mueve US$1.300 millones anuales. La bodega Quinta do Cotto le dió una cachetada a su producto nacional por una simple razón, los corchos de calidad son muy caros. Por estas Pampas, el gran cocinero Carlos Alberto «Gato» Dumas solía decir que no le interesaba el Malbec. Según decía le parecía demasiado carnoso, «Prefiero un Merlot, un Malbec me vence y yo quiero vencer al vino. Merlot, por favor. Si es posible un Petrus, que es un Merlot». Las razones de las decisiones del chef francés y la bodega portuguesa son equivalentes, cuestión de precio/calidad. Ahora, vaya a saber que Malbec conoció el Gato…

COMMENTS