Alberto Arizu: El mejor ejemplo del vino argentino es la historia de la construcción de consensos

17/10/11
Fuente: Diario Uno | Javier Polvani – Enviado Especial de UNO Medios.

Alberto Arizu (h)Alberto Arizu, presidente de Vinos de Argentina adelantó a UNO de qué tratará su exposición en la 47ª edición del tradicional Coloquio Idea que se realiza en Mar del Plata.Una idea surgida en Mendoza hace 20 años será este viernes la vedette del encuentro anual más importante del empresariado argentino. Alberto Arizu, presidente de Wines of Argentina (Vinos de Argentina), le contará al selecto grupo de empresarios reunidos en la 47ª edición del Coloquio de Idea cómo hizo la actividad vitivinícola para hilvanar un plan de largo plazo con plena comunión del sector público y del privado. “Trataremos de extrapolar la experiencia del vino en la vinculación del sector público con el privado a otras áreas de la economía del país. Hace tiempo nos daba envidia ver los mercados de los vinos chilenos y ahora el vino argentino está tanto a más fuerte. Queremos saber cómo lo hicieron y si se puede usar la estrategia en otras ramas, por eso hemos invitado a Alberto Arizu para que nos cuente la historia”.

Guillermo Cascio, presidente de Idea, resumió de esta manera la decisión de llevar al coloquio al actual titular de la entidad no gubernamental que ejecuta el programa de difusión, promoción e investigación de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar).

Arizu contó este jueves en una entrevista exclusiva con Diario UNO qué dirá este viernes en uno de los salones del hotel Sheraton de Mar del Plata frente al empresariado expresado en Idea.

“El ejemplo del vino argentino ha sido muy estimulante para otros sectores de la economía porque además podemos mostrar resultados y esto es lo bueno. Todo el camino que se ha ido transitando no ha sido fácil, fue duro. Mañana (por este viernes) la idea mía no es centrarme tanto en los resultados que son más que elocuentes, sino en todos los obstáculos y dificultades que tuvimos mientras transitamos a lo largo del tiempo. Voy a contar la historia verdadera, porque si no, parece como que todo hubiese sido fácil y no fue así”, expresó el empresario mendocino de la tradicional bodega Luigi Bosca.

La primera idea de hacer un plan sectorial para la actividad vitivinícola surgió en 1993 en Mendoza con la concurrencia de ocho empresarios bodegueros que estaban preocupados por el futuro de la actividad y las dificultades que se presentaban para entrar con nuestro vino a los mercados internacionales. Más allá de las crisis y recuperaciones coyunturales de la economía nacional desde entonces, aquella idea tomó forma y se transformó en un plan a largo plazo con objetivos hasta 2020.

-¿Cuáles fueron los principales obstáculos que tuvieron?
-Lo primero que entendimos es que debíamos articularnos nosotros internamente, lograr consensos sobre una idea que nos permitiese a todos tener una estrategia común para la apertura de los mercados, esto fue la primera etapa. La articulación es lo que nos permitió administrar fondos públicos para la promoción genérica. Sin los consensos necesarios hubiese sido muy difícil conseguir los fondos públicos. El ’98 hicimos el primer acuerdo con la Cancillería Argentina en el que se destinaron fondos públicos a través de la Fundación Exportar para la promoción genérica.

-¿Cómo confluyen los fondos públicos y privados, son aportes similares de cada sector?
-No. Los fondos que maneja la Coviar son privados pero se recaudan en un sistema mixto entre lo público y lo privado. El formato es público pero el origen es privado, es dinero que aporta el sector en toda su cadena productiva. Al ser una ley nacional, se recauda como si fuera un impuesto y se destina a tres acciones fundamentales: la promoción en el mercado doméstico y en el internacional, la investigación y desarrollo y la colaboración y ayuda a los pequeños y medianos productores.

-¿Qué tiene la vitivinicultura para aportarle a otros sectores de la economía argentina?
-Yo creo que el mejor ejemplo del vino argentino es la historia de la construcción de consensos y la articulación interna que tuvimos. Cómo nos juntamos de distintas regiones, distintas realidades, distintos tamaños de producción y armamos un plan conjunto, eso creo que es el ejemplo que tenemos para ofrecer.

-¿Cómo fue la superación de los egos de las marcas para hacer un plan de promoción genérico?
-Discutimos, hablamos, tratamos de ponernos en el lugar del otro, pero sobre todas las cosas no dimos cuenta que el mundo era demasiado grande para uno solo.

-Como se dice habitualmente ¿los unió el espanto al principio?
-Que no te quede ninguna duda. Hubo mucho de eso y eso mismo nos hizo reaccionar y nos ayudó a darnos cuenta.

COMMENTS