Un tiempo para el disfrute

22/01/12
Fuente: Logia Petit Verdot Blog.

los4[1]¿Que tal tanto tiempo? Yo volviendo a escribir para el blog después de unas prolongadas y muy necesarias vacaciones. Si bien mi idea original era publicar algunos posts con los vinos que probara y algunas curiosidades que encontrara por Miami, finalmente decidí transformar las vacaciones en un período dedicado 100% al disfrute.

Creo que no siempre se puede estar «escudriñando» al vino, analizando si tiene aromas a frutos rojos o negros, si la presencia del roble opaca o no a la fruta, si usaron roble americano, francés o de europa del este, o si la RPC es regular, buena o excelente. Creo que este punto de vista esta muy bien explicado en el post Cada cosa en su lugar de Rumbovino. Por lo tanto me dediqué solamente a disfrutar de todos los vinos que pude y de paso también le di vacaciones al blog.

La experiencia fue mas que positiva. Probé vinos por copa, tardíos, blancos, rosados, tintos y espumosos, de países y regiones diferentes, desde un White Zinfandel de 2,5 dólares hasta un SuperToscano de casi 70 dólares, algunos vinos argentinos (3 de mis favoritos que cargué en mi equipaje), incluso le fui infiel al vino probando varias cervezas.

Si bien anote en mi libreta a todos y cada uno de los vinos disfrutados, no me preocupé en lo mas mínimo en tomar notas de cata. Aprendí muchísimo de vinos y estilos completamente nuevos para mí, pero por sobre todas las cosas me divertí muchísimo.

De todas estas etiquetas, hubo 4 que realmente se destacaron por sobre el resto:

Condado de Oriza Ribera del Duero Crianza 2006 (ESP) U$D 15.99.-

Empezó bien potente y algo duro en boca y cerrado, pero se fue abriendo desplegando una gama de aromas y sabores increíbles.

La Crema Chardonnay Sonoma Coast 2009 (USA) U$D 15.99.-
Antes de viajar Maya Rodriguez (@mayasommelier) me recomendó esta etiqueta y todavia se lo estoy agradeciendo. Un exquisito Chardonnay, que disfrutamos junto a un salteado de langostinos.
Gloria Ferrer Pinot Noir Carneros 2008 (USA) U$D 17.99.-
En este caso seguí el consejo de Nati Beneitez (@natibeneitez) y encontré en este Pinot Noir todo lo que ella me había anticipado. Me impactó su profundo aroma a tierra complementado con la fruta.
Antinori Guado Al Tasso Superiore 2008 (ITA) U$D 69.99.-
A este le tenía ganas desde hacía bastante tiempo. Había leído los elogios de Sebastian Adamo (@sebastianadamo) y Horacio Rossi (@HoracioRossi) y cuando lo encontré en la góndola no lo dude. Fue el vino mas caro del viaje y se notó el salto de calidad. Un vino aterciopelado y opulento que acompaño unos exquisitos capeletti.

Como les dije no hay notas de cata, ni RPC, solamente el placer de haberlos disfrutado.
Algunas conclusiones del viaje:
  • La franja de etiquetas de menos de U$D 8 corresponde en su mayoría a vinos Australianos (Yellow Tail, Little Penguin, etc) y Americanos (Chardonnay, Merlot y Cabernet Sauvignon). Es donde se encuentran los diseños de etiquetas mas llamativas y originales. No son los vinos que yo elegiría para acompañar una comida. Se nota que son productos mas industriales que apuntan a un público masivo, donde la presencia de vainilla y chocolate es muy notoria (incluso se percibe algo artificial), pero están muy bien posicionados y promocionados en los supermercados.
  • En la franja de vinos que mas consumo yo (y de la que mas se ocupa este blog), de U$D 10 a U$D 40, la mayoría de las etiquetas disponibles son italianas, españolas y argentinas. Llama la atención que hay muy pocas opciones de vinos Americanos y Franceses entre U$D 20 y U$D 40. Hablando con los encargados de 2 wine store, ambos coincidieron en que ellos preferían recomendar los vinos Italianos y Argentinos porque eran los que mas entregaban por menos dólares.
  • El espacio en góndola de los vinos Argentinos es mayor que el de los chilenos, cuando viaje hace 3 años, no llegaba a la mitad. Me alegré mucho de encontrar vinos de bodegas chicas y medianas, de distintas regiones y por sobre todo ver que no somos solo Malbec.Si bien nuestra cepa insignia se lleva mas del 50% del espacio en las estanterías, encontré muchos Chardonnay, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Bonarda y hasta Sangiovese.
  • Como aspecto negativo, no puedo dejar de hacer hincapié en los precios de algunas etiquetas Argentinas. Por mas que me lo quieran explicar una y mil veces, me sigue pareciendo IRRACIONAL que un producto Argentino cueste en Buenos Aires EL DOBLE QUE EN MIAMI !!! No creo que las bodegas vendan sus productos a pérdida, por lo que siento que se aprovechan de la casi nula presencia de vinos importados en el mercado local y de nuestra inexplicable actitud como consumidores.
«Argentina es mucho mas que Malbec»

COMMENTS