Vodka, vodkita

Los consumidores estadounidenses gastaron US$9.500 millones en vodka en 2003. Un 10% lo destinaron a vodkas ultra-premium, como Grey Goose, Ciroc y Ketel One. La pregunta que se impone es ¿qué está pasando en el mundo con el vodka?

El Vodka tiene su origen en Rusia o Polonia, dependiendo si le preguntan a un ruso o a un polaco. Vodka es el diminutivo de la palabra voda, que significa agua. Entonces el vocablo vodka puede traducirse como, aguita. Vodka, por definición, es un destilado neutro, incoloro, inodoro e insípido. Claro que lo de insípido no se aplica si consideramos el efecto que un vodka de 40 o 50 % de alcohol produce en tu lengua. Contrariamente a lo que muchos creen el vodka no proviene del destilado de papas. La mayoría de los vodkas es destilado de granos, incluyendo trigo, centeno, cebada y maíz. Lo que es dificil de explicar es ¿cómo es que este incoloro elixir lleva a los consumidores a gastar en él US$9.500 millones? Una clave es el Marketing. Si reparamos en el packaging de los mejores vodkas, notaremos que están presentados en finas botellas de cristal, la publicidad de estos reune sofisticación, sensualidad y estilo. En cuanto a calidad, queda por realizar el desafío Pepsi y poner en competencia en una cata a ciegas los vodkas ultra-premium recientemente presentados en el país y ver que sucede.

A propósito, va nota de Fabián sobre el Grey Goose. Cuando nos llegue el Ciroc, lo comentaremos.

Grey Goose, ¡Volando Alto!

El pasado 24 de noviembre, fue presentado en la Cave de la Bourgogne, el vodka súper-premiun francés, Grey Goose.
Gastón Arieu, brand ambassador, dedicó parte de su oratoria, a destacar las bondades de la marca, originaria de la región de Cognac, en el oeste de Francia . El Grey Goose, cabe ser destacado, fue declarado el Vodka de mejor sabor del mundo por el Beverage Testing Institude, obteniendo un puntaje de 96 sobre 100, y superando a todas las marcas del mundo.

Más allá de la presentación de su botella, con la bella ventana en el vidrio esmerilado con la silueta de un Ganso, sobrevolando las montañas del Macizo Central, su superioridad se basa en su quíntuple destilación de aguas de manantial artesiano, y la excelencia del trigo con el cual se elabora.
Su suavidad es verdaderamente destacable, su aroma delicado y con un dejo dulce, su sabor elegante.

Sobre vodkas, cada cual tiene sus preferencias, pero Grey Goose, no permite dudas, sobre una calidad, que orilla la excelencia.

Excelente también resultó el catering expresamente ideado para la ocasión, por el genial y temperamental chef de la Bourgogne, el maestro, Jean Paul Bondoux.
Wodka Wyborowa (se pronuncia “viboroba”)
El wodka polaco, premium en el mundo, acompañó a Paul Van Dyk en su última y multitudinaria presentación en Buenos Aires, que se llevó a cabo en La Rural, y a la que asistieron más de 8.000 personas.
Los 500 invitados VIP pudieron disfrutar en forma exclusiva del purísimo wodka polaco Wyborowa mientras se preparaban para el espectáculo.Esta participación promocional con la participación de Paul Van Dyk forma parte de la estrategia mundial de Wodka Wyborowa de participar en eventos exclusivos de moda y música electrónica. Paul Van Dyk se ha consolidado durante el 2004 y 2005 como el elegido de los clubbers de todo el mundo. Nacido en Alemania Oriental, Van Dyk mezcla en las mejores discos del mundo desde los 17 años. El Wodka Wyborowa es originario de Pozan, Polonia. De ahí que se escriba Wodka y no Vodka. Tiene una graduación alcohólica de 40º, y está elaborada con 100% de centeno, por lo que se trata de un vodka premium, elaborada con triple destilación.
A diferencia de la mayoría de los vodkas internacionales, elaborados generalmente a base de trigo y con la intención de eliminar todos los sabores y obtener un spirit neutro, Wyborowa es elaborado para conservar un ligero pero distintivo sabor a centeno, materia prima que le da origen. En él se pueden apreciar dos sensaciones encontradas: suavidad y astringencia. “Wyborowa” en polaco antiguo significa “exquisita” o “pequeña agua exquisita”.

Fabián Couto y DLR

COMMENTS