Wine Enthusiast: Mejor Bodega del Nuevo Mundo 2010, Catena Zapata

19/11/10
Fuente: Traducción de la revista Wine Enthusiast Diciembre de 2010 | Michael Scanner.

catena-zapata[1]Argentina se ha convertido en la región vitivinícola mundial que más rápido ha crecido en exportaciones, liderada por su cepa insignia: el Malbec. La Bodega que ha marcado el camino ha sido Catena Zapata. En 1992, cuando Nicolás Catena exportó sus primeras 5000 cajas de vino argentino a los Estados Unidos, tenía un solo objetivo en mente – que no era ni convertirse en un monstruo exportador ni buscar una nueva fortuna – (la familia Catena ya estaba bien establecida dentro del mercado interno). Su principal meta, según su hija Laura – actualmente Presidente de Bodega Catena Zapata, en Mendoza – era mostrar a toda persona con una mente amplia que Argentina era capaz de producir uno de los mejores vinos del mundo, vinos que pudiesen desplegar las cualidades del terroir de altura y que pudieran ofrecer la calidad de un Malbec world-class.

La visión de Catena tardó más de una década en convertirse en realidad; de hecho se vió favorecida por factores económicos internos y externos, que empujaron a toda la industria vitivinícola argentina hacia la exportación, el mejoramiento del manejo de los viñedos, la selección cuidadosa de los racimos e importantes avances en cuanto a vinificación.

Más aún, está visión requirió incansables tareas de promoción por parte de Catena mismo, y la elaboración de vinos de excelente calidad e individualidad, que pudiesen respaldar aquellos deseos idealistas que sostenían que Argentina merecía ser tomada en serio.

En la actualidad, contabilizando todo esto, Argentina es fuente de innumerables Malbecs, cortes de alta gama y múltiples vinos de excelente relación precio / calidad, que se sirven en restaurantes desde la costa estadounidense del Atlántico hasta la costa oeste del Pacífico.

Sin embargo, sin la visión y el compromiso de Bodega Catena Zapata, fundada por el abuelo paterno de Nicolás Catena en 1902, es difícil imaginarse que Argentina pudiera haber evolucionado hasta convertirse en uno de los principales países exportadores de vino a USA, sobrepasando a sus vecinos chilenos, en términos de volumen y en términos de relación precio / calidad. Este es exactamente el panorama actual y es por ello que el Wine Enthusiast ha dedicido nombrar a Bodega Catena Zapata como la “Mejor Bodega del Nuevo Mundo” del año 2010.

“Siempre hemos considerado a la elaboración de vinos como una trabajo artesanal”, explica Laura Catena en San Francisco, desde donde supervisa el negocio global de la Bodega, salvo que se encuentre de viaje por Mendoza o promocionando su nuevo libro “Vino Argentino”, que relata la historia del vino argentino y sus tradiciones culinarias (Chronicle Books, 2010).

“Pensamos en nuestros viñedos, de donde provienen las uvas de nuestros vinos varietales, y en nuestros vinos top provenientes de un solo viñedo en particular, como verdaderas reliquias familiares que deben ser respetadas y protegidas. Elaboramos nuestros vinos varietales de U$S 20 dólares con el mismo esmero que elaboramos nuestros vinos de U$S 50. No hay fórmulas fijas. No elaboramos Malbec como si estuviéramos elaborando un Cabernet Sauvignon. Utilizamos tanques de 5.000 litros para la fermentación, experimentamos con barricas….estamos constantemente tratando de mejorar la calidad, no sólo por nosotros, sino también por Argentina en sí.

Los vinos varietales Malbec, Cabernet y Chardonnay de Catena Zapata suelen ofrecer una calidad superior a su precio (U$S 20). Sin embargo, han sido las lineas Catena Alta, el vino de corte “Nicolás Catena Zapata” y los Malbec single-vineyard de Catena, los que han permitido a la Bodega y a Catena alcanzar aquellos objetivos fijados hace dos décadas, cuando Catena se enamoró del Valle de Napa, mientras enseñaba Economía en la Universidad de Berkeley, en California, durante los 80. “ Para mi padre fueron una gran inspiración personalidades como Robert Mondavi y Angelo Gaja, dos hombres que sabían que sus vinos solo prosperarían si sus regiones eran dadas a conocer y eran realmente respetadas. Nosotros sabemos que Catena no es la única bodega que está produciendo vinos de calidad en Argentina y que no toda la gente puede tomar un Catena todas las noches”, explica Laura.

Es precisamente por esta razón que Nicolás Catena decidió pasar tanto tiempo en los años 90 viajando por Estados Unidos, tratando de convencer a clientes y consumidores de que Argentina era realmente una buena apuesta. “Una historia que le encanta contar a mi padre – comenta Laura – es lo difícil que era vender vino argentino durante los 90. Ahora que nuestros vinos se venden bien, es difícil creer cómo antes, en aquella década era muy difícil competir contra California, Francia e Italia. A veces, mi padre tenía que comprar su propio Chardonnay para que el cliente estadounidense lo probase. Y de hecho, tuvo que dedicar muchos años a aprender sobre el terroir mendocino, descubriendo que los viñedos de altura, plantados desde los 940 metros hasta los 1.500 msnm proporcionan granos pequeños de excelente calidad. Mi padre sabía que no debía elaborar vinos baratos para tener éxito. Pero convencer a su gente sobre este hecho puntual fue un verdadero trabajo”.

Actualmente, no hay duda acerca de la excelencia de varios de los vinos top de Catena. Por ejemplo, en los últimos tres años, el blend top de la Bodega, es decir el vino “Nicolás Catena Zapata”, junto con los vinos “Catena Zapata Nicasia Vineyard”, “Catena Zapata Adrianna Vineyard” y “Catena Zapata Malbec Argentino” – todos con un precio retail superior a los U$S 100 – han constantemente recibido puntajes altos, de 92 a 97 puntos. A su vez, el Catena Alta Malbec continúa manteniendo una puntuación de 91 a 92 puntos, y el Catena Alta Chardonnay es indiscutiblemente el mejor exponente argentino de un Chardonnay. world – class.

“Este fenómeno de puntajes altos – explica Laura – se debe a que somos una empresa dinámica, que se anima a tomar riesgos. Diez años atrás Argentina era prácticamente desconocida, pero fuimos pacientes y valió la pena”.

Laura atribuye gran parte de los éxitos recientes de la Bodega, especialmente en lo que se refiere a los vinos top de la misma, de precios altos, al trabajo del Enólogo Jefe Alejandro Vigil, quien reemplaza desde hace pocos años a José “Pepe” Galante, quien trabajó como enólogo de Catena desde el año 1975. El reconocido enólogo y bodeguero californiano Paul Hobbs también estuvo involucrado durante los 90, como consultor.

Personalmente, habiendo pasado bastante tiempo con Vigil, probando vinos y recorriendo los viñedos y las instalaciones de Catena, en las regiones mendocinas de Agrelo y el Valle de Uco, puedo dar fe de su constante vigilancia. Vigil es un verdadero perfeccionista, y pertenece a una generación que no tiene miedo a autorizar a su equipo a que asuma riesgos.

“ Alejandro tiene un background de ingeniero agrónomo, es un hombre de la tierra, un viticultor entrenado”, explica Laura Catena. “Cuando discute sobre vinos, su único argumento es que él sólo puede elaborar grandes vinos a partir de las mejores uvas. Por lo tanto, nos hemos vuelto más estrictos que nunca en la selección. Recorremos dos a tres veces cada viñedo antes de decidir el momento exacto de cosecha. Se realiza una primera cosecha, priorizando las uvas con mejor color, luego una segunda cosecha priorizando los componentes aromáticos, y finalmente un tercer momento de cosecha, donde se buscan las uvas con mayor concentración de sabor. Si bien solamente enviamos a USA 1.500 cajas x 6 de nuestros vinos top, empleamos más de la mitad de nuestro tiempo y recursos en estos vinos”.

En total, Catena cosecha aproximadamente 354 has ? de viñedos propios ubicados en las mejores zonas de Mendoza. La bodega principal, inspirada en una pirámide Maya, está situada en Agrelo, cerca de la ciudad de Mendoza. La otra bodega importante está ubicada más hacia el sur, en Vistaflores, en el Valle de Uco. El viñedo más alto de Catena es el Viñedo “Adrianna”, situado a una altura de 1.500 msnm, al pie de los Andes, en Tupungato. El Viñedo “Nicasia”, en la región de San Carlos, está plantado a una altura de 1.140 msnm.

A partir del año pasado, habiendo nombrado a Winebow como su importador y distribuidor en USA (Anteriormente Winebow era solamente distribuidor de Catena), la bodega ha incrementado su fuerza de ventas – Actualmente exporta alrededor de 80.000 cajas x 12 de vinos varietales a Estados Unidos, 6.000 cajas x 12 de Catena Alta y 1.500 cajas x 6 de Catena Zapata Nicasia Vineyard, Catena Zapata Adrianna Vineyard, Catena Zapata Malbec Argentino (corte de uvas Malbec de los Viñedos Nicasia y Adrianna) y Nicolás Catena Zapata (corte de Cabernet Sauvignon, Malbec y Merlot). La familia Catena también es propietaria de marcas como Alamos y Don Miguel Gascón, que se manejan en forma separada de los vinos Catena Zapata.

“Nos sentimos muy cómodos en el mercado estadounidense – explica Laura – pienso que hemos logrado elaborar aquellos vinos que mi padre alguna vez se propuso: vinos increíbles, aptos para la guarda, Malbecs de gran concentración, básicamente los mejores vinos que podemos producir”

Wine Enthusiast, 15 de diciembre de 2010.

COMMENTS